Los medicamentos opioides reducen el dolor. Aunque habitualmente no la eliminan, mejoran la movilidad y la capacidad para mantenerse activo y, por tanto, la calidad de vida. El tramadol, la morfina o el fentanilo son algunos de los más utilizados.

Los opioides, como todos los medicamentos, pueden conllevar efectos adversos o no deseados y producir adicción, aunque el riesgo es bajo en la mayoría de las personas. Durante las visitas de seguimiento, el médico le ayudará a encontrar el equilibrio entre estos efectos y el control del dolor.

Este artículo pretende informar sobre los riesgos asociados al consumo de los medicamentos opioides y ofrecer recomendaciones para hacer un uso responsable y seguro. En caso de dudas y / o preocupaciones, hable con su profesional sanitario de referencia.

La información proporcionada en este artículo es complementaria a las recomendaciones de su médico y en ningún caso pretende sustituirla. En caso de duda, póngase en contacto con su profesional de la salud de referencia o llame al 061 CatSalut Responde.

¿Cuáles son los efectos adversos de los medicamentos opiáceos?

Los efectos adversos más frecuentes y que habitualmente experimentan 1 de cada 4 personas aproximadamente son:

  • náuseas
  • estreñimiento
  • somnolencia
  • mareo
  • piel seca o prurito
  • vómitos

Los efectos adversos se reducen si los incrementos de la dosis se hacen muy lentamente.

A veces, el médico puede recomendarle que tome un medicamento para las náuseas o el estreñimiento.

¿Hay otros riesgos?

La utilización de opioides conlleva riesgos, que se pueden minimizar si hable con su médico.

  • Debe procurar tomar el medicamento tal como se ha pactado con el médico. Si tiene alguna dificultad para hacerlo, es necesario que le comente a fin de encontrar una solución.
  • Evite conducir al inicio del tratamiento, cuando se modifiquen la dosis o si la medicación le hace sentir somnoliento o aturdido.
  • Nunca tome este tipo de medicamentos de otra persona ni los comparta con nadie.

¿Los medicamentos opioides son adictivos?

La utilización de estos medicamentos puede producir adicción, pero el riesgo es bajo en la mayoría de los pacientes.

  • La adicción es la necesidad de tomar el medicamento y no controlar la urgencia con que se debe tomar.
  • La necesidad de aumentar la dosis puede ser uno de los síntomas.
  • Las personas que han sido adictos a alguna sustancia como el alcohol o las drogas son las que presentan un mayor riesgo de adicción.

¿Cómo he de finalizar el tratamiento?

Si deja de tomar la medicación de forma abrupta, experimentaréis una reacción que se conoce como síndrome de abstinencia.

  • El médico le indicará como se debe parar el tratamiento para evitar estos síntomas.
  • Los síntomas de abstinencia de los opioides se parecen a los de la gripe (náuseas, diarrea y escalofríos).
  • Este síntomas no son peligrosos, pero pueden ser muy desagradables.
  • Si por cualquier motivo interrumpe el tratamiento opioide durante más de tres días, consulte a su médico antes de reiniciar la medicación.

¿Cómo puedo evitar una sobredosis?

Aunque las sobredosis con analgésicos opioides no son frecuentes, es importante que tanto el paciente como la familia conozcan los síntomas.

  • Una sobredosis ralentiza el estado de alerta y la respiración, lo que puede conllevar caídas, daño cerebral o incluso la muerte.
  • Siempre hay que tener precaución pero se debe extremar al inicio del tratamiento o cuando se incrementa la dosis.
  • Tomar simultáneamente analgésicos opioides con medicamentos sedantes, como los medicamento para la ansiedad o el insomnio, aumenta de forma importante el riesgo de sobredosis.
  • Póngase en contacto con su médico si no puede pronunciar correctamente las palabras o si tiene problemas de equilibrio o somnolencia durante una conversación o actividad.

Más información

Bibliografía

  1. ISMP Canada. Information for Patients and Families about Opioid Pain Medicines.
  2. Kahan M, Mailis-Gagnon A, Wilson L, Srivastava A; National Opioid Use Guideline Group. Canadian guideline for safe and effective use of opioids for chronic noncancer pain. Clinical summary for family physicians. Part 1: general population. Can Fam Physician. 2011; 57(11):1257-66

Autor del documento

CIM CedimCat
Centre d'Informació de Medicaments de Catalunya 

1. ¿Qué son y cómo funcionan?

Los parches transdérmicos son una forma de administración de medicamentos que consiste en aplicar sobre la piel un dispositivo adhesivo que contiene el fármaco de tal manera que éste se vaya absorbiendo de manera continua, atravesando las diferentes capas de la piel hasta llegar a la sangre.

2. ¿Cómo son?

Los parches transdérmicos constan de las siguientes partes: lámina de recubrimiento impermeable, reservorio de principio activo o matriz, adhesivo y una lámina plástica que hay que retirar antes de la aplicación. También contienen sustancias promotoras que facilitan la absorción del fármaco.

Según cómo se almacena el fármaco, encontramos dos tipos de parches:

  • Parche transdérmico tipo reservoiro
  • Parche transdérmico tipo matricial

3. ¿Qué medicamentos encontramos en forma de parches transdérmicos?

Actualmente, hay bastantes medicamentos que pueden administrarse en forma de parches:

  • Fármacos para la prevención de la angina de pecho.
  • Fármacos opiáceos para el tratamiento del dolor.
  • Anticonceptivos.
  • Nicotina para la deshabituación tabáquica.
  • Fármacos para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer.
  • Fármacos para el tratamiento del Parkinson.
  • Tratamiento hormonal durante la menopausia.
  • Fármacos para el tratamiento de los trastornos producidos por la menopausia quirúrgica.

También encontramos otros productos de parafarmacia, que no son propiamente medicamentos, como por ejemplo:

  • Anticelulíticos.
  • Reductores de la grasa corporal localizado.
  • Reafirmantes de la piel.

4. Recomendaciones generales de uso

  1. Asegurarse de que la piel esté limpia y seca. No ponerse maquillaje, cremas, lociones ni otros productos tópicos en el lugar donde se quiere aplicar el parche.
  2. Elegir una zona de la piel que tenga la mínima cantidad posible de pelo. Se recomienda la parte exterior del brazo o la parte superior del tronco, en un lugar donde no haya rozamiento con la ropa.
  3. No se deben aplicar encima de cicatrices, quemaduras, piel irritada, ni en zonas donde la piel haga pliegos. Tampoco se han aplicar en zonas donde haya más bien huesos (codo, rodilla, pies, manos ...). Así aseguramos que el fármaco se absorba correctamente.
  4. Lavarse bien las manos antes y después de aplicar o retirar el parche. Sacar el parche del envase protector, y aplicarlo sobre la piel haciendo una ligera presión sobre él con la mano durante unos 10 segundos para facilitar su adhesión.
  5. Sacar el parche de su envase protector y aplicarlo sobre la piel haciendo una ligera presión con la mano durante unos 10 segundos para facilitar su adhesión.
  6. Los parches no se deben doblar, cortar ni partir, para evitar que se rompa la matriz o el reservorio y que se produzca una sobredosificación o, por el contrario, un pérdida del medicamento antes de ser aplicado.
  7. Hay que ir cambiando la zona de aplicación para evitar la aparición de reacciones alérgicas locales.
  8. Dado que los parches usados ​​pueden contener restos significativos de medicamento, estos deben ser plegados de forma que el lado adhesivo del parche se pegue sobre sí mismo y eliminados posteriormente de forma segura. Se recomienda tirar los parches utilizado, los parches caducados y los que no se utilicen en un contenedor SIGRE de recogida selectiva de medicamentos (que se encuentran en las farmacias y los centros de atención primaria).
  9. Como todos los medicamentos, siempre hay que mantener los parches fuera del alcance de los niños.

Nota importante: estas son sólo unas recomendaciones generales. Hay que leer siempre con atención las instrucciones de uso del prospecto ya que pueden contener recomendaciones más específicas para cada tipo de parche.

5. ¿Se pueden cortar los parches transdérmicos?

Los parches no se deben cortar nunca, ya que el fármaco podría liberarse de golpe, produciendo una sobredosificación o, por el contrario, el fármaco podría salir del parche antes de ser absorbido por la piel, reduciéndose así su efecto. También podría producirse una reacción alérgica en la piel.

Si hay que tomar menos dosis del fármaco, lo que hay es utilizar un parche de menor dosis. Cada medicamento suele estar disponible en el mercado en diferentes dosis.

6. ¿Durante cuánto tiempo se debe llevar un parche?

Cada parche transdérmico hay que ir cambiando por otro con la periodicidad que nos indica el prospecto y que varía según el fármaco que contiene. Por ejemplo, hay parches que se deben cambiar cada 24 horas, otros que se cambian cada semana, etc

Es importante recordar que cuando se cambia el parche, el siguiente hay que ponerlo en una zona de piel diferente de la anterior, para evitar que esta se irrite.

Recuerde retirar el parche anterior antes de colocar su siguiente.

7. ¿Los parches pueden ocasionar efectos adversos?

Algunas personas pueden sufrir una reacción alérgica al material del que está hecho el propio parche. Esta suele ser de tipo local, en forma de irritación, dermatitis o eritema, que aparece en el lugar donde se aplica el parche. En caso de ser así, es recomendable retirar el parche y consultar al médico.

Por otra parte, pueden aparecer reacciones adversas debidas al fármaco que contiene el parche, que variarán según el medicamento y que también se producirían si el fármaco fuese administrado, por ejemplo, por vía oral (cápsulas, comprimidos, etc) o por vía parenteral (inyecciones).

8. ¿Cómo afecta el calor a los parches transdérmicos?

La temperatura elevada puede aumentar la absorción del medicamento. Por ello, se recomienda evitar la exposición a fuentes de calor: mantas eléctricas, compresas calientes, baños de sol, rayos UVA, saunas, baños termales, etc

9. ¿Hay que retirar los parches antes de una resonancia magnética, una tomografía axial computarizada (TAC) o de una cardioversión o desfibrilación eléctrica?

Durante estos procesos, se generan campos magnéticos o eléctricos. Por este motivo, deben retirarse antes aquellos parches que contengan algún metal, ya que podrían calentarse y producir quemaduras en la piel.

El metal que se utiliza más a menudo es el aluminio, ya que, por su gran conductividad, facilita la liberación controlada del medicamento a través de la piel.

De todos modos, no todos los parches contienen metal y por lo tanto no todos deben ser retirados. En cualquier caso, es conveniente que las personas que lleven un parche, informen siempre al médico antes de someterse a alguno de los procesos mencionados.

10. Ventajas e inconvenientes

Ventajas

Inconvenientes

  • Útiles en pacientes que tienen dificultades para tomar medicamentos por vía oral.
  • No todos los fármacos pueden administrarse en forma de parches transdérmicos, ya que algunos no se absorben bien a través de la piel y por eso se deben administrar por vía oral (en forma de cápsulas, comprimidos, jarabes, etc ), por vía parenteral (en forma de inyecciones), etc
  • Como el parche va liberando el fármaco que contiene de forma controlada y constante, la concentración de éste en la sangre y por lo tanto su efecto en el organismo es tambien constante.
  • En caso de aparecer una reacción adversa, aunque se retire el parche, esta podría tardar más en desaparecer.
  • A diferencia de los fármacos que se administran por vía oral, los parches transdérmicos conducen el fármaco directamente de la piel a la sangre sin que pase por el hígado.
  • Pueden producir reacciones alérgicas en la zona de piel donde se aplican.
  • Permiten reducir la frecuencia de administración. Si se utilizan correctamente, facilitan el cumplimiento de la posología.
  • Son poco cómodos y poco estéticos en algunas circunstancias: (ducha, piscina, playa, sudar al practicar deporte) y también poco discretos en determinados momentos del año, como por ejemplo en verano, en que la piel está más descubierta.

Bibliografía consultada

  1. FDA. Risk of burns during MRI scans from transdermal drug patches with metallic backings. FDA Public Health Advisory. (Disponible a: www.fda.gov/CDER/drug/advisory/transdermalpatch.htm. Actualitzat: 9 de març de 2009. Accès: 10 de març de 2009)
  2. Darrell T.Hulisz. Are Topical Patches Safe During MRI or CT Scans? (Disponible a: http://www.medscape.com/viewarticle/572561. Actualitzat: 5 de febrer de 2009. Accès: 29 de gener de 2009)
  3. Efectes greus i mortals dels analgèsics opiacis. Butll GROC (Ed Catalana) 2008. Vol.21,núm.1
  4. Grupo de Trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre Cuidados Paliativos. Guía de Práctica Clínica sobre Cuidados Paliativos. Madrid: Plan Nacional para el SNS del MSC. Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco; 2008. Guías de Práctica Clínica en el SNS: OSTEBA Nº 2006/08
  5. Allevato M. Sistemas terapéuticos transdérmicos. Act Terap Dermatol 1007; 30: 154
  6. Flor García A, Pérez Rodríguez I, Horta Hernández A, Díaz Herrero A, Raja Casillas MI. Tratamiento farmacológico en los cuidados paliativos. Bol farmacoter Castilla La Mancha. 2005; Vol.6,núm.2
  7. Ariz MJ, Meléndez A. Actualización en el manejo del dolor crónico. Uso racional de la escalera analgésica de la OMS. BIT Bol inf farmacoter Navar. 2004; vol.12, núm.4
  8. Suñé Negre, JM. “Nuevas aportaciones galénicas a las formas de administración”. En:
  9. Formación continuada para farmacéuticos de hospital. Fundación Promedic, 2002. Suñé Arbusà, JM; Bel, E.
  10. Marcotegui Ros F. Sistemas terapéuticos transdérmicos. BIT Bol inf farmacoter Navar. 1993; vol.1, núm.3
  11. Fitxes tècniques de: Evra, Durogesic, Fendivia, Fentanilo Acost, Fentanilo Bexal, Fentanilo Matrix Ratiopharm, Fentanilo Matrix Sandoz, Matrifen, Transtec, Triqusic, Exelon, Prometax. (Disponibles a: https://sinaem4.agemed.es/consaem/fichasTecnicas.do?metodo=detalleForm)

Autora del documento

Eva Llovet i Traveset
Centre d'Informació de Medicaments
C.A.P. Mútua de Terrassa

 

Introducción

Las intoxicaciones accidentales se producen con mayor frecuencia en niños entre 1 y 3 años porqué en esta edad tienen ya cierta autonomía de movimientos. La causa más frecuente de intoxicación son los fármacos, seguido de los productos domésticos.

Una tercera parte de las intoxicaciones son causadas por fármacos analgésicos y antitérmicos, especialmente por paracetamol, ya que están presentes en casi todos los botiquines y acostumbran a tener un sabor agradable muy atractivo para los niños. También son frecuentes las intoxicaciones por medicamentos de sus padres o abuelos.

1. Consejos para prevenir las intoxicaciones

Las intoxicaciones son probablemente el accidente infantil más fácilmente evitable si se adoptan una serie de precauciones mínimas en el hogar.

Aunque estas recomendaciones van dirigidas fundamentalmente a los padres, es importante que también se informe a todas aquellas personas cuidan del niño cuando los padres no están (abuelos, canguros, etc).

  • Conserve el mínimo número de medicamentos en casa: algún fármaco para la fiebre, o el dolor y los que necesite algún miembro de la familia para tratar alguna enfermedad crónica (diabetes, tensión alta, etc).
  • Conserve siempre el medicamento en su envase original conservando el prospecto.
  • Guarde siempre los medicamentos fuera del alcance de los niños (nunca en la mesilla de noche y vigile con las bolsas de mano, armarios abiertos y la nevera).
  • Una vez finalizado el tratamiento con un medicamento, no guarde el resto; llévelo a su farmacia y facilite que sea reciclado.
  • Eduque a los niños sobre la utilidad de los medicamentos y nunca los compare con golosinas.
  • Evite tomar los medicamentos delante de los niños para evitar que éstos lo imiten.
  • Tenga presente que determinadas situaciones familiares y sociales pueden favorecer las intoxicaciones: estrés de los padres, ausencia de uno de los padres, falta de atención hacia los niñas por parte de los padres, etc
  • No automedique a los niños y nunca los administre especialidades de adultos.
  • Tenga por escrito (por su médico o farmacéutico) las dosis de los medicamentos.
  • Escoja, asesorado por su médico o farmacéutico, los preparados más adecuados para evitar intoxicaciones: tapones de seguridad, orificios de salida estrechos. A ser posible, no elegir presentaciones de colores llamativos (rojo) y de mucho volumen, es preferible que vayan en sobres individualizados.

 Intoxicaciones por otros productos

  • Almacene los productos de limpieza fuera del alcance de los niños. Si lo hace debajo del fregadero, coloque un cierre de seguridad en el armario.
  • No guarde productos de limpieza fuera de su recipiente original (por ejemplo, lea o disolventes en una botella de agua).
  • Si es posible, escoja un producto con tapón de seguridad.

2. Signos y síntomas de intoxicación

Los síntomas de una intoxicación pueden aparecer con retraso (por ejemplo en la intoxicación por paracetamol) y en ocasiones demasiado tarde. Hay que estar atento a cualquier signo de aviso. Los más comunes son:

  • Manchas extrañas en la piel o la ropa, quemaduras alrededor de la boca y la lengua.
  • Olor anormal o extraño. Olor del aliento en el niño.
  • Cambios de comportamiento como: somnolencia, dolor de estómago, hiperactividad o irritabilidad.
  • Pupilas dilatadas o contraídas.
  • Trastornos en la visión (visión doble o manchas en la visión)
  • Aparición de náuseas o vómitos sin ninguna otra explicación.
  • Envases de medicamentos o productos peligrosos abiertos y parcial o totalmente vacíos.

3. ¿Qué hacer en caso de sospecha de intoxicación?

  • En primer lugar conserve la tranquilidad.
  • Si la ingesta ha sido muy pequeña llame rápidamente al Servicio de Información Toxicológica en el teléfono 91 562 04 20 que funciona las 24 horas del día y siga sus instrucciones. En la gran mayoría de las ocasiones, la cantidad de una medicación o producto doméstico ingerido por un niño suele ser pequeña y no le causará daño importante.
  • Si el niño ha ingerido una sustancia altamente tóxica (leer etiquetado) o bien una gran cantidad de medicamento: un volumen de jarabe superior a la dosis habitual que le corresponde al niño o ha tomado una medicamento para adultos, es importante acudir directamente al Servicio de Urgencias del hospital más cercano.
  • Identifique la sustancia, haga una estimación de la cantidad ingerida, guarde el sobre o el recipiente donde estaba la sustancia almacenada y recuerde la hora aproximada de la ingesta.
  • En caso de que el paciente vomite, guarde el material ya que podría ayudar a identificar el agente causal.
  • No intente provocar el vómito (sobre todo en casos de cáusticos o corrosivos: lejía, salfumán), ni administrar líquidos, como por ejemplo leche, sin instrucciones del médico.
  • Si el tóxico ha entrado en contacto con los ojos, no poner colirios ni pomadas. Se deben lavar inmediatamente con agua corriente abundante y con los párpados abiertos con el fin de que el agua arrastre el producto, durante 10-15 minutos.
  • Si el tóxico ha entrado en contacto con la piel o las mucosas, lave inmediatamente la zona con abundante agua para arrastrar el producto, durante 10-20 minutos.

Bibliografía consultada

  1. Mintegui S, Benito J, Vázquez MA, Fernández A, Gortázar P, Grau G. Intoxicaciones en urgencias: cambios epidemiológicos en los últimos 10 años. An Esp Pediatr. 2002;56:23-9.
  2. Fernández A, Mintegui S, Martínez MJ. Intoxicación por paracetamol en menores de 6 meses: error de dosificación. An Pediatr. 2004;60:177-9.
  3. Mora A, Huidobro B, Peñalba A, y Vazquez P. Productos de higiene infantil: la importancia de un correcto etiquetado. An Pediatr. 2007;66:313-28.
  4. Pou I, Fernández J. Prevención de las intoxicaciones infantiles. En: Mintegui S, coordinador. Manual de intoxicaciones en pediatría. 1ª. Ed. Madrid: Ergón;2003. P. 373-9.

Autora del documento

Raquel Aguilar Salmeron
Servei de Farmàcia
Hospital Universitari Josep Trueta de Girona

 

Es bien conocido que algunos medicamentos pueden provocar somnolencia, reducción de reflejos, mareos, hechos que son especialmente relevantes en las personas que conducen o que manipulan maquinaria peligrosa.

Por este motivo, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), en colaboración con otras instituciones como la Dirección General de Tráfico y la Universidad de Valladolid, ha puesto en marcha una campaña con el objetivo de garantizar que todos los medicamentos que presentan estos tipos de efectos adversos se acompañen de la información necesaria para hacer un uso correcto de la medicación.

conduccion-pic

Hasta ahora, la información sobre estos efectos adversos ya se incluía en los prospectos de los medicamentos. Sin embargo, partir de ahora también se incluirá un pictograma (símbolo identificativo) en el embalaje del medicamento que llame la atención del usuario y facilite la identificación de los medicamentos que podría afectar a la conducción. Además, en la página web dela AEMPS se puede consultar el listado de los medicamentos que llevarán el símbolo identificativo. Más información:

Introducción

sal 1

Algunos medicamentos pueden contener cantidades importantes de sodio en su composición. Este hecho puede pasar inadvertido por el médico por lo que podría darse el caso de que personas que siguen dietas sin sal muy estrictas, estuvieran tomando de manera inadvertida cantidades importantes de sodio que reducirían la efectividad de esta medida dietética.
Este documento pretende informar sobre este riesgo y servir de ayuda para elegir la presentación del medicamento más adecuado para las personas que requieren restringir el ingesta de sodio.

 

1. ¿Por qué las personas hipertensas y las que padecen determinadas enfermedades del corazón o los riñones deben limitar el consumo de sal?

fonendo cardio

La toma de sodio a través de la alimentación (la sal añadida al condimentarlos o bien el sodio que contienen los propios alimentos o bebidas) puede elevar las cifras de presión arterial y constituir una situación de riesgo para las personas hipertensas. El sodio se encuentra en muchas sales, entre ellas a la sal de mesa (cloruro de sodio). Por este motivo algunas personas hipertensas tienen restringida la sal en la comida y deben seguir lo que se llama una dieta hiposódica o baja en sal. También en los enfermos con insuficiencia cardiaca o renal el exceso de sodio provoca retención de líquido, lo que obliga al corazón y los riñones a trabajar por encima de sus posibilidades. El riesgo más evidente de este exceso de sodio es desarrollar hipertensión arterial ya que la retención de líquidos, aumenta el volumen de sangre y en consecuencia, la presión.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los adultos sanos no superen los 5 gramos de sal (cloruro de sodio) al día o, lo que es lo mismo, 2 gramos de sodio diarios. En los caso de personas hipertensas, con insuficiencia renal o insuficiencia cardiaca los límites son mucho más estrictas.

2. Algunos medicamentos pueden aportar importantes cantidades de sodio

efervescenteLa mayor parte de los medicamentos llevan sodio, pero en cantidades muy bajas. Sin algunos medicamentos llevan sodio en cantidades importantes como excipientes en su formulación, especialmente las formas farmacéuticas efervescentes. El contenido en sodio de estas especialidades puede llegar a ser del orden de 500 miligramos (0,5 gramos) por dosis, por lo que si se toman cada 6 u 8 horas se pueden llegar a superar los límites diarios recomendados incluso en una persona sana. Esto es especialmente relevante en el caso de medicación de uso crónico. En función de la gravedad de su enfermedad, a algunos pacientes se les recomienda dietas con restricciones de sal muy estrictas. Sería por tanto un contrasentido hacer el esfuerzo de evitarla en las comidas para después incorporarla a nuestro cuerpo con los medicamentos. 

 

3. ¿Qué medicamentos se deben evitar en caso de restricción de sodio?

  • En general los comprimidos o cápsulas no efervescentes no suelen llevar sodio en grandes cantidades y son por tanto los más seguros para los enfermos con restricción de sodio.
  • En caso de que la persona tenga problemas para tragar los comprimidos (dificultades para la deglución) hay también medicamentos líquidos (en solución oral) que contienen muy poco sodio. También hay granulados que se disuelven sin efervescencia que contienen poco sodio. En cambio deberían evitar los granulados efervescentes que sí tienen gran cantidad de sodio.

4. ¿Dónde puedo comprobar si un medicamento contiene sodio?

Esta información aparece en el prospecto con una advertencia para aquellos paciente con dietas con restricciones de sal.

5. ¿Qué debería hacer si soy hipertenso y tomo habitualmente este tipo de medicamentos?

Debería sustituirlos por las presentaciones más seguras, preferentemente comprimidos no efervescentes o cápsulas. Si tiene problemas para tragarlas, elige las líquidas haciendo la comprobación previa del contenido de sodio en el prospecto.

6. ¿Puedo yo mismo cambiar los medicamentos sin consultarlo?

Es conveniente que lo comente con el médico, ya que en función de la cantidad que tomara, su retirada podría conllevar una disminución de tensión arterial. Es posible que se tenga que reducir el tratamiento para la presión, previo seguimiento de sus niveles de tensión arterial.

7. Consejos sobre elección del medicamento más adecuado en personas con restricción de sodio

  1. Evitar el uso de formulaciones farmacéuticas efervescentes: tanto comprimidos con granulados efervescentes.
  2. Recurrir preferentemente a comprimidos o cápsulas que se toman sin disolver.
  3. Si necesita una formulación líquida, evite los granulados efervescentes y consulte antes en el prospecto de los medicamentos si hay alguna advertencia al respecto.

8. Lista de medicamentos con un alto contenido en sodio:

MEDICAMENTO

Contenido en sodio (mg) por unidad de dosificación

ANALGÉSICOS 
Acecat 1 g sobres efervescents  554
Actron Compuesto comprimits efervescents 440 
Aspirina 500 mg comprimits efervescents 543 
Aspirina C comprimits efervescents 471 
Aspirina Complex granulat efervescent 468 
Cod-Efferalgan 500/30 mg comprimits efervescents 380 
Dolmen comprimits efervescents 384 
Efferalgan 1 g comprimits efervescents 552 
Efferalgan 500 mg comprimits efervescents 412 
Gelocatil sobres granulats 57 
Paracetamol Qualigen 1 g comprimits efervescents 157 
Paracetamol Alter EFG 1 g sobres efervescents 386 
Paracetamol CINFA 1 g sobres efervescents 82 
Paracetamol GAYOSO 1 g sobres efervescents 545 
Paracetamol Kern Pharma EFG 1 g comprimits efervescents 657 
Paracetamol Ratio EFG 1 g comprimits efervescents 657 
Paracetamol Stadagen EFG 1 g comprimits efervescents 330 
Paracetamol Teva EFG 1 g comprimits efervescents 657 
Parafludeten 650 mg comprimits efervescents 251 
Resolvebohm 1 g sobres efervescents 264 
Sedergine C comprimits efervescents 480 
Termalgin 1 g sobres efervescents 545 
Xumadol sobres efervescents 235 
  
ANTIINFLAMATORIOS 
Espidifen 400 mg sobres granulats 55
Espidifen 600 mg sobres granulat 82
Espidifen EFG sobres granulat 82
Iburken 600 mg sobres suspensió oral 87
Ibuprofeno CINFA 400 mg sobres granulat 57
Ibuprofeno CINFA 600 mg sobres granulat 85
Ibuprofeno Kern Pharma 200 mg sobres efervescents 54
Ibuprofeno Kern Pharma 600 mg sobres efervescents 162
Ibuprofeno Pensa 600 mg sobres efervescents 161
Neobrufen 600 mg sobres efervescents 197
Dalsy 200 mg sobres efervescents 50
  
OTROS PRODUCTOS PARA EL RESFRIADO
Frenadol comprimits efervescents 438
Couldina C comprimits efervescents 295
Couldina instant sobres efervescents 337
Couldina instant con paracetamol sobres efervescentS 450
Couldina con paracetamol comprimits efervescentS 460
  
ANTIÁCIDOS 
Alka-Seltzer comprimits efervescents 570
Alquen 150 mg comprimits efervescents 328
Gaviscon sobres suspensió oral 267
Gaviscon Forte sobres suspensió oral 213
  
EXPECTORANTES/MUCOLÍTICOS
Acetilcisteïna CINFA 600 mg comprimits efervescents 194
Acetilcisteïna DAVUR 600 mg comprimits efervescents 200
Acetilcisteïna Kern Pharma 600 mg comprimits efervescents 139
Acetilcisteïna Pensa 200 mg comprimits efervescents 99
Acetilcisteïna Pensa 600 mg comprimits efervescents 139
Acetilcisteïna Teva EFG 600 mg comprimits efervescents 200
Auromucol 750 mg sobres solució oral 117
Cisbedal 750 mg sobres solució oral 117
Frimuce 750 mg sobres solució oral 117
Flumil Forte 600 mg comprimits efervescents 137
Ratiomucol 600 mg comprimits efervescents 150
  
LAXANTES 
Laxante Olan 25 mg/5g pólvores orals efervescents 262
Plantaben sobres 178
Plantago Ovata Madaus sobres 178
Magnesi Pellegrino sobres efervescents 246
  
SUPLEMENTOS DE CALCIO
Calcio/Vitamina D3 ROVI 1000 mg/880 UI comprimits efervescents 96
Calcium-Sandoz D 1000/880 comprimits efervescents 96
Calcium-Sandoz D 1200/800 comprimits efervescents 164
Calcium-Sandoz D 600/400 comprimits efervescents 82
Calodis 2500/880 comprimits efervescents 96
Ibercal 1852 mg comprimits efervescents 439
  
VITAMINAS, SUPLEMENTOS Y COMPLEMENTOS ALIMENTICIOS
Pharmaton Complex comprimits efervescents 235
Redoxon 1000 mg comprimits efervescents 290
Boi-K Aspartico (25 mEq K) comprimits efervescents 51
   

Notas:

- Esta tabla no es un listado exhaustivo y puede quedar desactualizado en culquier momento.
- Los medicamentos que no salen en la lista no significa que no tengan sodio en su composición.
- En caso de duda debe consultar el prospecto o la ficha técnica del medicamento.

 

 

Bibliografía consultada

  1. Fichas Técnicas. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios; http://www.agemed.es/.
  2. CATÁLOGO DE ESPECIALIDADES FARMACÉUTICAS. 2008: Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.

Autora del documento

Dra. Gladys Bendahan
Coordinadora de Farmàcia
Servei d’Atenció Primària Esquerra de Barcelona.
Institut Català de la Salut.

 

Introducción

Una pregunta que los pacientes suelen hacer a su médico o farmacéutico es cuándo deben tomar los medicamentos con relación a las comidas (antes, después, evitando algún alimento concreto, etc).

Es cierto que hay algunos alimentos que pueden alterar la acción de determinados fármacos haciendo que su efecto no sea el deseado. Cuando ocurre, decimos que se produce una “interacción entre el alimento y el medicamento”.

Es muy importante que tengamos en cuenta que las interacciones pueden producirse, no sólo con los medicamentos que el médico nos receta sinó que también pueden producirse con aquellos productos que podemos comprar en la farmacia o en herbolarios y que no necesitan receta (productos dietéticos, productos a base de hierbas, vitaminas, suplementos minerales, etc). Debemos informar siempre al médico y al farmacéutico acerca de todo lo que estamos tomando y ellos nos darán las instrucciones y consejos necesarios.

1. ¿Cómo se deben tomar los medicamentos en relación con las comidas?

Algunos medicamentos es mejor tomarlos antes, durante o después de las comidas y algunos de ellos hay que tomarlos evitando algún alimento en concreto.

  • Cómo se deben tomar aquellos medicamentos que nos recomiendan tomar "en ayunas"? En ayunas significa que deben tomarse al menos una hora antes de comer o al menos dos horas después de haber comido. Esta recomendación nos la hacen porque son medicamentos que si se toman comiendo o después de haber comido, es decir, con alimentos en el estómago, no se absorben correctamente y pierden su efecto.
  • ¿Cómo se deben tomar aquellos medicamentos que nos recomiendan tomar "con las comidas"? Con las comidas significa que deben tomarse durante la comida o justo después de comer. Esta recomendación nos la hacen por alguno de los siguientes motivos:
    • porque son medicamentos que si se toman con el estómago vacío no se absorben correctamente y pierden su efecto.
    • porque son medicamentos que si se toman con el estómago vacío pueden provocarnos dolor de estómago, náuseas, vómitos, etc
  • ¿Qué quiere decir que hemos de tomar un determinado alimento "separado" de un determinado medicamento? Hay algunos medicamentos que no hacen efecto si se tomamos conjuntamente con un determinado alimento. En general, en estos casos, no es necesario que suprimimos este alimento de nuestra dieta, sino que simplemente debemos tomar por separado del medicamento, dejando un espacio de 2 horas entre ellos.

2. Dudas y preguntas más frecuentes:

A continuación se presentan las interacciones más importantes entre alimentos y medicamentos y se dan consejos sobre cómo actuar:

Analgésicos (medicamentos para el dolor)

efervescente

Los analgésicos (medicamentos que utilizamos para el dolor) como el ácido acetilsalicílico (Aspirina®) o el paracetamol (Gelocatil®, Efferalgan®, etc) ¿interaccionan con los alimentos?. ¿Se deben tomar en ayunas o con las comidas?. El ácido acetilsalicílico es mejor tomarlo con las comidas, ya que puede irritar el estómago y producirnos molestias gástricas o indigestión si lo tomamos con el estómago vacío. El paracetamol podemos tomarlo en ayunas o con las comidas.

Antiácidos (medicamentos para el dolor de estómago)

¿Si tengo que tomar un antiácido (como por ejemplo el Almax®), cuando la tengo que tomar, antes o después de comer?

Los antiácidos neutralizan el ácido que el estómago produce cuando comemos. Por eso es mejor que los tomemos entre media hora y una hora después de las comidas. Si solemos sufrir "acidez de estómago", también es recomendable que evitemos aquellos alimentos que suelen irritar el estómago (salsas picantes, ajo, zumos de fruta, etc) y las bebidas que aumentan la producción de ácido (bebidas con cafeína como el té, el café, la cola o el cacao).

Anticoagulantes (Sintrom,R)

sangre

Si estoy tomando Sintrom® o Aldocumar® (medicamentos que utilizamos para evitar que se formen coágulos en la sangre), ¿qué precauciones debo tomar en relación con la comida?

Sintrom® y Aldocumar® són medicamentos que llamamos "de margen terapéutico estrecho". Esto significa que pequeñas variaciones en la dosis de medicamento, pueden ocasionar grandes variaciones en su efecto. Por eso hay que moderar el consumo de aquellos alimentos que puedan variar esta dosis.

Sobre todo hay que evitar consumir en gran cantidad los alimentos ricos en vitamina K (espinacas, brócoli, coliflor, berros, col, lechuga de hoja roja, espárragos, etc). También se recomienda no hacer cambios repentinos en el consumo de estos alimentos (por ejemplo cuando se inicia una dieta para perder peso), pasando de consumir poca cantidad a consumir mucha, o viceversa.

broccoliespinacasesparragoscol

Bebidas alcohólicas

alcohol

¿Las bebidas alcohólicas se deben evitar siempre que tomemos algún medicamento o bien hay medicamentos con los que no pasa nada?

El alcohol interacciona con muchos medicamentos, aunque la gravedad de la interacción puede variar de un medicamento a otro. Por eso, por norma general, se recomienda no consumir bebidas alcohólicas si estamos tomando medicamentos. Los medicamentos con los que la interacción con el alcohol puede ser más grave son:

  • Ácido acetilsalicílico, Paracetamol y Antiinflamatorios no esteroideos como por ejemplo Ibuprofeno (Neobrufen®), Diclofenac (Voltaren®), naproxeno (Antalgin®, Naprosin®): el alcohol aumenta el riesgo de sufrir lesiones en el estómago y en el hígado.
  • Antipsicóticos: el alcohol puede provocar alteraciones psicomotoras.
  • Algunos antidepresivos (sobre todo fluvoxamina, mirtazapina y amitriptilina): el alcohol puede provocar alteraciones psicomotoras y un aumento de la somnolencia.
Café, té y bebidas a base de cola

¿El café, el , los refrescos de cola y las bebidas energéticas, pueden alterar el efecto de los medicamentos? ¿Hay que dejar de consumir si estamos tomando algún medicamento?

cafe

El café, el té, los refrescos de cola y en general las bebidas energéticas, contienen cafeína que es una sustancia que estimula el sistema nervioso. Es recomendable evitar o al menos moderar el consumo de estas bebidas en los siguientes casos:

  • si estamos tomando medicamentos que también estimulan el sistema nervioso ya que su combinación podría provocarnos nerviosismo, irritabilidad, temblores, insomnio o arritmias cardíacas.
  • si estamos tomando medicamentos para el insomnio, ya que estas bebidas podrían anular el efecto de los medicamentos.
  • si estamos tomando litio (Plenur®), ya que la cafeína disminuye el efecto.
Lácteos: leche y sus derivados

¿Con qué medicamentos debemos evitar tomar leche o derivados lácteos?

La leche y los derivados lácteos (yogur, queso, etc) contienen calcio. El calcio hace que algunos medicamentos no se absorban bien y que no hagan lo suficiente efecto. Por este motivo, es recomendable tomar estos medicamentos separados de la leche y los derivados lácteos. Esto no quiere decir que no podamos tomar nada de leche ni de derivados lácteos, simplemente significa que debemos tomar por separado, dejando un espacio de tiempo de 2 horas en medio.

lechequesoyogur

Los medicamentos que interaccionan con el calcio son:

  • los siguientes antibióticos: Ciprofloxacino (Baycip®, Cetraxal®), Norfloxacino (Noroxin®, Uroctal®)
  • los siguientes medicamentos para la osteoporosis: Fosamax®, Àcid alendrònic®, Acrel®, Actonel®, Bonviva®, Alendrocare®, Bifoal ®, Calbion®, Fosavance®, Adrovance®, Bondenza®, Bondronat®
Sal y alimentos ricos en potasio

sal

¿La sal disminuye el efecto de algún medicamento? ¿Cuando tenemos que seguir dietas con poca sal?

Las dietas con poca sal (bajas en sodio) se recomiendan especialmente a aquellas personas que tienen la presión alta (hipertensas), ya que la sal hace subir la presión empeorando su enfermedad. Además, la sal puede disminuir el efecto de los medicamentos que utilizamos para bajar la presión. Así pues, debemos seguir una dieta baja en sal si tenemos la presión alta, tanto si estamos tomando algún medicamento para bajarla como si no.

También es importante si el médico nos ha reccomanat seguir una dieta sin sal, evitar los medicamentos que contengan mucho sodio en su composición como son los medicamentos efervescentes (consultar el documento: Medicamentos desaconsejados en caso de dietas sin sal en nuestra web).

 

¿Cuando tenemos que reducir el consumo de alimentos ricos en potasio? ¿Cuáles son estos alimentos?

chocolateespinacasplatanotomatekiwialbaricoquefrutos secos

El potasio es un mineral fundamental para el buen funcionamiento de las células y órganos de nuestro cuerpo. Por eso es muy importante que aseguramos un aporte suficiente, pero tampoco excesivo de este mineral.

Algunos de los alimentos que contienen más potasio son: plátano, melón, kiwi, albaricoque, espinacas, aguacate, higos secos, almendras, nueces, tomate, chocolate y leche en polvo, mermelada, etc

Hay medicamentos que aumentan la cantidad de potasio presente en nuestro caso. Por ello, es recomendable no tomar al mismo tiempo grandes cantidades de alimentos ricos en potasio para no sobrepasar la cantidad de potasio que nuestro cuerpo necesita. Los principales medicamentos con los que hay que moderar el consumo de alimentos con un alto contenido en potasio son:

  • los siguientes diuréticos: espironolactona (Aldactone®). eplerenona (Elecor®, Inspra®), amilorida (Modamide®), canreonat (Soludactone®).
  • los siguientes medicamentos para la presión: enalapril, captopril, lisinopril, ramipril, losartan, valsartan, telmisartan, irbesartan, candesartan, etc.

Zumo de aranja (pomelo) y regaliz

pomelo

¿Con qué medicamentos interacciona el zumo de aranja ("pomelo")? ¿Cuando debemos evitar consumir?

El zumo de aranja ("pomelo") altera el efecto de un gran número de medicamentos. Debemos evitar beber si estamos tomando alguno de los siguientes medicamentos: Amlodipino (Norvas®), Felodipino (Perfudal®), Nifedipino (Adalat®), Nisoldipino (Syscor®), Nitrendipino (Tensogradal®), Diltiazem (Masdil®), Verapamil (Manidon®), Ciclosporina (Sandimmun®), Terfenadina (Triludan®), Alprazolam (Trankimazin®), Diazepam (Valium®), Midazolam (Dormicum®), Triazolam(Halcion®), Saquinavir (Invirase®), Indinavir (Crixivan®), Teofilina (Theo-Dur®...), Atorvastatina (Cardyl®), Lovastatina (Liposcler®), Simvastatina (Zocor®,Pantok®), Amiodarona (Trangorex®), Carbamazepina (Tegretol®).

¿El regaliz interacciona con los medicamentos?

El regaliz hace subir la presión arterial. Por eso es necesario que los pacientes con la presión elevada no consuman. Además, el regaliz disminuye el efecto de los medicamentos que utilizamos para bajar la presión arterial.

3. ¿Qué debemos recordar?

  • Antes de tomar un medicamento, es recomendable leer las instrucciones del prospecto. En caso de duda, hay que consultemos a nuestro médico o farmacéutico.
  • Las interacciones entre alimentos y medicamentos se producen cuando los alimentos alteran la acción de los fármacos haciendo que su efecto no sea el deseado.
  • Tomar un medicamento "en ayunas", quiere decir que debemos tomar al menos una hora antes de comer o al menos dos horas después de haber comido.
  • Tomar un medicamento "con las comidas" significa que tenemos que tomar durante la comida o justo después de comer.
  • Tomar un alimento "separado" de un determinado medicamento, significa que debemos dejar un espacio de 2 horas entre ellos.

 

MUY IMPORTANTE: En este documento, hemos recogido las interacciones más habituales, pero no son las únicas.
Entre paréntesis, hemos incluido algunas marcas comerciales que sirven como ejemplo, aunque hay muchas otras.

Bibliografía consultada

  1. Catálogo de Medicamentos. Colección Consejo Plus 2008. Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos. 2008.
  2. NHS Choices – your health, your choices [internet]. Regne Unit: National Health Service;[accès 20 d’abril de 2008].Disponible a: http://www.nhs.uk
  3. Centro de farmacovigilancia de Navarra. Interacciones fármacos-alimentos.Boletín Informativo Farmacovigilancia.2005;26:4-10
  4. Farmaceuticonline.com [document a internet]. Barcelona: Col·legi de Farmacèutics de Barcelona; c2000 [accès 20 d’abril de 2008]. Disponible a: http://www.farmaceuticonline.com
  5. Interacciones entre fármacos y alimentos [document a internet]. León: Farmacia Pedro del Río Pérez; [actualitzat 2005; accès 20 d’abril de 2008]. Disponible a: http://avired.com/farmaciapedrodelrio/Farm_alim.pdf
  6. Vilaplana M. Interacciones alimentos-medicamentos: consejos desde la farmacia comunitaria.
  7. Offarm 2002;21(2):84-88
  8. Madurga M. Interacciones de los alimentos con los medicamentos. Aula de la farmacia. Junio 2004; 40-47

Autoras del documento

Eva LLobet Traveset i Rosa Madridejos Mora
Centre d'Informació de Medicaments
C.A.P. Mútua de Terrassa

 

Major de Can Caralleu, 1-7
08017 Barcelona.
 
 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.