El estreñimiento ocasional es un trastorno frecuente en niños y adultos que, aunque se considera leve, puede conllevar mucho malestar. Habitualmente se puede prevenir y mejorar de forma fácil y sencilla con un cambio de hábitos dietéticos y un estilo de vida saludable.

En caso de que estas medidas no sean suficientes, los laxantes pueden ayudar. Sin embargo, estos medicamentos pueden producir efectos adversos si se abusa o se hace un uso innecesario.

En este documento encontrará información sobre qué es el estreñimiento y por qué se produce, cómo se puede prevenir, qué medicamentos ayudan a regular el tránsito intestinal en adultos y qué productos deben evitarse.

La información proporcionada en este artículo es complementaria a las recomendaciones de su médico y en ningún caso pretende sustituirla. En caso de duda, póngase en contacto con su profesional de referencia o llame al 061 CatSalut Responde.

¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento es un cambio en los hábitos intestinales que conlleva una disminución de la frecuencia de las deposiciones. Suele ser leve y transitorio.

Aunque los síntomas pueden variar en función de la persona, en general este trastorno se caracteriza por un cambio (real o percibido) en el hábito intestinal debido a la disminución de la frecuencia de las deposiciones, dificultad del paso de heces muy dura o pequeña. También se puede asociar a la sensación de estar lleno o de no evacuar de forma completa.

No ir al baño cada día no se considera estreñimiento, sólo lo es si la frecuencia es inferior a 3 veces a la semana.

¿Cuál es la causa?

Las causas son variables pero generalmente está relacionado con los hábitos dietéticos, la medicación que se toma o las propias enfermedades del paciente.

Aunque habitualmente la causa no es única, los factores frecuentemente asociados son una insuficiente aportación de fibra de la dieta, una baja ingesta de líquidos, tomar determinados medicamentos astringentes o las propias enfermedades de base del paciente.

Las personas de edad avanzada y las embarazadas son propensas a sufrir estreñimiento.

¿Cuando tengo que ir al médico?

Deberá consultar al médico en caso de un cambio repentino o estreñimiento grave, especialmente si no están relacionados con cambios en el estilo de vida o el uso de medicamentos que pueden provocar estreñimiento. Si hay una pérdida de peso no justificada o presencia de sangre en las heces, solicite una visita al médico.

La mayoría de las personas pueden tratar el estreñimiento desde casa, sin necesidad de consultar al médico. Sin embargo, se debería contactar con un profesional sanitario en las siguientes situaciones:

  • Si es la primera vez que se padece estreñimiento.
  • Si dura más de tres semanas.
  • Si es grave.
  • Si se asocia a otros signos como la presencia de sangre en las heces, pérdida de peso, fiebre o debilidad.

Si toma medicamentos de forma crónica, pregunte a su médico si el estreñimiento podría estar relacionado con la medicación que toma habitualmente. Sin embargo, no deje de tomarlos sin consultárselo.

¿Qué puedo hacer si tengo?

El cambios de hábitos y el incremento de la ingesta de fibra pueden ayudar a mejorar y prevenir el estreñimiento fácilmente.

En general se recomienda:

  • Cambio de hábitos a la hora de ir al baño. Intentar habituarse a defecar siempre a la misma hora y sin prisa, dedicando el tiempo necesario. Se recomienda hacerlo después de las comidas, preferiblemente después del ayuno porque es cuando el intestino está más activo. Hay que ir al baño siempre que se tenga ganas. Con el paso del tiempo estos estímulos son cada vez menos intensos y conviene mantenerlos.
  • Aumentar el consumo de fibra. Se recomienda un total de 20-35 g / día de fibra. La fruta (especialmente los cítricos o las ciruelas), los cereales, las legumbres y la verdura son una excelente fuente de fibra. Por otra parte, hay productos de venta en la farmacia que aportan fibra.
  • Aumentar la ingesta de líquidos.
  • Hacer actividad física adaptada a cada edad.

¿Puedo usar laxantes?

Si el cambio de hábitos de alimentación no son suficientes para mejorar el tránsito intestinal, o hasta que inician su efecto, se pueden usar laxantes. La mayoría de estos productos se pueden adquirir en la farmacia sin receta médica.

Los laxantes están disponibles como pastillas que se toman o como supositorios o enemas que se insertan en el recto. En general, los enemas y los supositorios funcionan más rápido que las pastillas.

¿Hasta cuando los tengo que tomar?

En principio el uso de laxantes debería ser ocasional y no se recomienda su uso a largo plazo.

No se debería entrar en el hábito de tomar laxantes de forma rutinaria, en principio deben dejar una vez las deposiciones sean blandas y puedan ser expulsadas fácilmente. Excepcionalmente, algunas situaciones (como prevención del estreñimiento en personas que toman derivados mórficos) requieren tomarlos diariamente, pero debe hacerse bajo supervisión médica.

Los laxantes se deben dejar de forma gradual a las 2-4 semanas de haber regularizado el tránsito intestinal. Si está tomando laxantes diferentes deberían dejar uno a uno. Este proceso puede tardar algunos meses.

¿Qué laxantes hay disponibles?

Hay una gran variedad de laxantes disponibles que se pueden comprar en la farmacias sin receta médica. Sólo unos están financiados por el CatSalut para su utilización en unas enfermedades concretas.

Cada laxante actúa de forma diferente al sistema digestivo y se dispone de diferentes formulaciones para administración oral (comprimido, sobres, jarabes, etc.) o rectal (supositorios o enemas). El mejor laxante se debe elegir individualmente en cada caso, teniendo en cuenta los síntomas, cómo funciona, la rapidez a actuar y su duración del efecto, así como las preferencias individuales.

En la tabla siguiente se recogen los diferentes tipos de laxantes disponibles de venta en la farmacia sin receta, como actúan y el tiempo que tardan en actuar.

 Tipos de laxantes  Recomendaciones  ¿Cómo funcionan?  ¿Cuáles hay?  ¿Cuanto tardan?  ¿Cómo se deben tomar?  Comentarios
 Formadores de bolus            
   Son los laxantes habitualmente recomendados Actúan reteniendo líquido e incrementando la masa fecal haciendo que las heces sea más blanda y se movilice más fácilmente

Ispaghula*

(Plantago ovata)

Metilcelulosa

 
Pueden tardar unos días en hacer efecto. 

Se deben tomar con gran cantidad de agua

Hay que evitar tomarlos antes de ir a dormir.

 
Son de especial utilidad cuando el aporte de fibra en la dieta es insuficiente.

Incrementar la dosis poco a poco puede ayudar a reducir los gases y los dolores de estómago.

 Osmóticos            
  Se recomiendan cuando el laxantes formadores de bolo no han mostrado eficacia o no se consideran adecuados Actúan reteniendo el agua en el intestino y favorecen el movimiento intestinal.  

Lactulosa*

Lactitol*

Macrogol

Glicerina

Sales de magnesio

Fosfatos

Pueden tardar hasta 3 días en hacer efecto Deben tomarse con una cantidad adecuada de líquido   

No son adecuados para un alivio rápido.

Los enemas de fosfato se utilizan para la limpieza intestinal antes de una intervención quirúrgica. No se recomiendan como laxantes

Estimulantes e irritantes            
  Sólo deberían usarse a corto plazo ya que pueden conllevar alteraciones del agua y las sales corporales Aumentan el contenido de agua y sales en el intestino estimulando los movimientos intestinales.  

Bisacodil

Picosulfato de sodio

Ricino

Senòsidos

Cáscara sagrada

 

Via oral: 6-12 h

Via rectal: 20-60 min

Se recomienda tomarlos por la noche Pueden producir retortijones (espasmos en la barriga)
Lubricantes y emolientes            
No se recomienda el uso de parafina, especialmente en ancianos. Se dispone de otras alternativas igual de eficaces y más seguras   Ablandan las heces y facilitan la expulsión  Parafina líquida  Via oral: 6-8 h Se recomienda tomar por la noche en posición derecha y beber mucha agua  
Financiados por el SNS por (*) enfermedad inflamatoria intestinal, colon irritable y diverticulosis y (*) la encefalopatía y la paraplejia            

Autor del documento

CIM CedimCat
Centre d'Informació de Medicaments de Catalunya 

El sen (Cassia angustifolia), la frángula (Rhamnus frangula) y la cáscara sagrada (Rhamnus purshiana) para regular el tránsito intestinal, el guaraná y la alcachofa para contribuir a la pérdida de peso, el ginseng para reducir la fatiga, la valeriana para relajarse o facilitar el sueño ... el uso de las plantas con finalidad terapéutica se ha ido transmitiendo de generación en generación y ha aumentado considerablemente en los últimos años. Actualmente se estima que 7 de cada 10 personas toman, es probable que hayas tomado alguna vez o, cuando menos, conozca alguien que lo haga, pero ¿son realmente efectivas y más seguras que los medicamentos? Aunque tradicionalmente se han usado aún se desconoce la eficacia real de gran parte de las plantas medicinales y es un error frecuente creer que, por ser naturales, no pueden ocasionar daños al organismo. Sin embargo, si se hace un uso responsable, se pueden tomar de forma segura para el tratamiento y el alivio de algún malestar.

En este artículo encontrará información sobre los beneficios y los riesgos de las plantas medicinales y algunas recomendaciones para tomarlas con seguridad, pero no contiene información exhaustiva sobre las plantas medicinales.

La información proporcionada en este artículo es complementaria a las recomendaciones de su médico y en ningún caso pretende sustituirla. En caso de duda, póngase en contacto con su profesional de la salud de referencia o llame al 061 CatSalut Responde.

La información ha sido elaborada con la participación del Consejo Consultivo de Pacientes de Cataluña.

¿Las plantas medicinales son efectivas?

La eficacia real de la mayoría de las plantas medicinales se desconoce ya que en pocas ocasiones se han evaluado en ensayos clínicos de calidad que proporcionan pruebas sólidas de su eficacia.

Aunque su uso tradicional, la eficacia de algunas plantas medicinales es todavía dudosa. Los arándanos rojos, por ejemplo, han demostrado de forma clara su eficacia en el tratamiento de las infecciones urinarias recurrentes en mujeres.

Sin embargo, la eficacia de otros preparados, aunque se usan con frecuencia y son a menudo intensamente promocionados, es controvertida y esta información no siempre ha sido demostrada científicamente. Aunque es controvertido, por ejemplo, que la hierba de San Juan o hipérico funcione en la depresión leve, que la equinácea ayude a aliviar los síntomas del resfriado, que el Gingko biloba mejore la memoria o que el ajo reduzca el colesterol.

¿Tienen efectos secundarios?

Todo medicamento, o planta medicinal, que tiene un efecto puede provocar efectos adversos no deseados. Que las plantas medicinales sean naturales no significa que sean inocuas de por sí.

Estos tipos de productos pueden asociarse con reacciones alérgicas, boca seca, convulsiones, náuseas y vómitos, entre otros, pero también se han notificado efectos adversos más graves, como reacciones de hepatotoxicidad (daño hepático).

Si en toma y experimente un nuevo síntoma, es necesario que el considere como un potencial efecto secundario. Interrumpir su tratamiento y informar al profesional sanitario de referencia.

¿Hay otros riesgos?

Algunas plantas medicinales pueden aumentar o disminuir la eficacia de otros medicamentos y pueden generar complicaciones en las operaciones quirúrgicas.

Los usuarios frecuentemente no son conscientes del hecho de que todos los preparados que han sido elaborados a base de plantas medicinales son medicamentos y que, por tanto, además de tener efectos secundarios pueden también modificar el efecto de algunos medicamentos convencionales. La hierba de San Juan, por ejemplo, puede disminuir la eficacia de los anticonceptivos o aumentar los efectos de algunos medicamentos antidepresivos, mientras que el Gingko biloba se debería utilizar con precaución si se está en tratamiento anticoagulante ya que en puede aumentar el efecto.

Estas interacciones pueden ser especialmente relevantes si se ha de operar, ya que algunos de estos productos naturales pueden provocar complicaciones importantes (como sangrado) durante y después de la cirugía.

¿Y la calidad?

La fabricación de preparados a partir de plantas medicinales, pero no de los productos que se venden a granel, está sometida a una regulación para garantizar su calidad. Se recomienda adquirirlos en establecimientos que, como las farmacias, ofrezcan garantías.

La estandarización de los preparados en cuanto a la composición y cantidad de la materia prima no es siempre fácil, especialmente en el caso de mezclas de plantas. En alguna ocasión se ha informado de contaminación con otras especies, que en el mejor de los casos no producirán efecto pero que podrían tener efectos secundarios.

¿Le tengo que decir al médico que tomo?

Habría que consultar al médico antes de iniciar el tratamiento con plantas medicinales y que informes que estáis tomando los profesionales sanitarios que le atiendan, especialmente si tiene programada una operación.

Generalmente este tipo de productos no son percibidos como medicamentos y por eso no se comunica al médico que se están tomando.

Si se está tratando con alguno de estos "remedios naturales" o valore hacerlo próximamente, es conveniente que haga estas tres preguntas al profesional sanitario de referencia:

  • ¿La planta medicinal ha demostrado su eficacia?
  • ¿Puede afectar la medicación que estoy tomando?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos adversos?

Por otro lado, si está tomando alguna planta medicinal y tiene programada una operación, informe el médico y el cirujano. También puede consultar este artículo sobre las precauciones que debe tomar.

¿Cuando hay que evitar su uso?

Se debe tener precaución en niños, embarazadas y personas de edad avanzada.

Como medida de precaución general, se recomienda reducir en lo posible la utilización en las personas más vulnerables, como los niños y las mujeres embarazadas (o que planean un embarazo), en periodo de lactancia o aquellas personas con una enfermedad de base grave. En caso de que se utilicen se recomienda informar al médico.

Más información 

Bibliografía 

  1. Adaptat de Onder et al. Herbal Medications. JAMA 2016;315(10):1068
  2. Canal Medicamentos y Farmacia. Plantes medicinals i cirurgia. Disponible en: http://bit.ly/1R2Ddiw

Autor del documento

CIM CedimCat
Centre d'Informació de Medicaments de Catalunya 

Probablemente, alguna vez ha sentido incomodidad o molestia en notarse os la barriga hinchada, con la sensación de que está llena de aire. Se trata de un trastorno desagradable y frecuente que se caracteriza por un exceso de gases en el tubo digestivo.

Aunque la hinchazón en el estómago puede producirse por diferentes causas, la más frecuente es la alimentación y para tragar aire al comer o beber. En la mayoría de los casos se puede controlar con un cambio de hábitos, tales como limitar la ingesta de alimentos que producen gases, comer lentamente y masticar bien.

Este documento se dirige a las personas que se sienten hinchadas sin saber por qué y revisa cuáles pueden ser las causas más frecuentes, como se puede prevenir este trastorno y en qué situaciones se debe consultar al médico.

La información proporcionada en este artículo es complementaria a las recomendaciones de su médico y en ningún caso pretende sustituirla. En caso de duda, póngase en contacto con su profesional de salud de referencia o llame al 061 CatSalut Responde.

¿Qué cantidad de gases se considera normal?

Generalmente, se expulsan gases de 14 a 23 veces al día, pero molestan más a unas personas que otras.

¿Cuál es la causa de la hinchazón abdominal?

En la mayoría de casos la sensación de hinchazón se produce por los alimentos que consumimos y porque se traga aire al comer o beber, principalmente si se come demasiado deprisa. Algunas situaciones que frecuentemente se relacionan son:

  • haber aumentado de peso;
  • sufrir estreñimiento;
  • comer más de la cuenta;
  • tener indigestión;
  • consumir algunos edulcorantes artificiales;
  • tomar algunos medicamentos de uso frecuente.

¿Qué alimentos pueden producir gases?

Algunos de los alimentos que habitualmente causan hinchazón son:

  • Legumbres, verduras y frutas: judías, garbanzos, lentejas, col, coliflor, coles de Bruselas, guisantes, brócoli, alcachofas, etc.
  • Alimentos con alto contenido en grasas y con hidratos de carbono: patata, plátano, galletas y tostadas.
  • Alimentos y productos con edulcorantes artificiales, tales como caramelos y chicles sin azúcar.

Hay que tener en cuenta que evitar la leche y los derivados lácteos puede ayudarle a saber si la hinchazón podría estar asociada a una intolerancia a la lactosa. Asimismo, evitar los productos con gluten os puede servir para determinar si se trata de una celiaquía (intolerancia al gluten).

Siempre se recomienda anotar el que coma para identificar qué alimentos no te causan hinchazón y intente adaptar la dieta para que sea saludable.

¿Podría ser consecuencia de alguna enfermedad?

Sí, algunas enfermedades o trastornos frecuentes también pueden estar implicados, tales como:

  • el síndrome del colon irritable;
  • la enfermedad celíaca (intolerancia al gluten);
  • la intolerancia a la lactosa.

También se ha relacionado con otras situaciones, como la menstruación o la menopausia.

¿Qué puedo hacer para evitar los gases y la hinchazón?

Normalmente, la sensación de hinchazón se puede controlar modificando los hábitos alimentarios y limitando la cantidad de aire que se traga. Estas son algunas recomendaciones:

  • Comer despacio y masticar bien los alimentos.
  • Beber poca cantidad de líquido durante las comidas (agua, refrescos o bebidas carbonatadas, zumos y vino).
  • Limitar la ingesta de los alimentos que producen gases.
  • Evitar beber con pajita, de golpe o en porrón.
  • Evitar masticar chicles y lamer caramelos.
  • Dejar de fumar.
  • Hacer ejercicio físico.
  • Consultar con un dietista / nutricionista.

¿Puedo tomar algún medicamento?

Si los síntomas no mejoran con el cambio de hábitos, hay disponibles algunos medicamentos que se pueden comprar sin receta en la farmacia. Los medicamentos que contienen simeticona pueden ayudar a romper el aire en el estómago y facilitar su eliminación, aunque su eficacia es dudosa.

¿Cuando debería ir al médico?

Aunque no es frecuente, esta sensación de hinchazón también puede ser consecuencia de enfermedades más graves. Contacte con su médico si, además de sensación de hinchazón, hay:

  • dolor en el estómago;
  • sangre en las heces;
  • diarrea durante más de 5 días;
  • náuseas y vómitos durante más de 2 días;
  • pérdida de peso o fiebre sin explicación.

Autor del documento

CIM CedimCat
Centre d'Informació de Medicaments de Catalunya 

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina. Puede ser un síntoma en el curso de una enfermedad (infecciones del tracto urinario, etc.) o una enfermedad por sí misma. Aunque a menudo se presenta o se agrava con la edad, no se trata sólo de una manifestación del envejecimiento.

El tratamiento de la incontinencia urinaria varía en función del tipo de trastorno de vejiga que se tenga y de su causa. Incluye entrenamiento para controlar la vejiga, ejercicios para fortalecer los músculos pélvicos, diferentes tipos de medicamentos y la cirugía. Los medicamentos pueden ayudar a mejorar la incontinencia pero siempre hay que seguir unas medidas no farmacológicas.

Este artículo tiene como objetivo conocer los medicamentos que se emplean para la mejora de la incontinencia de orina: cómo funcionan, cómo se deben tomar y qué aspectos de seguridad a tener en cuenta.

La información proporcionada en este artículo es complementaria a las recomendaciones de su médico y en ningún caso pretende sustituirla. En caso de duda, póngase en contacto con su profesional de referencia o llame al 061 CatSalut Responde.

¿Qué medicamentos se suelen utilizar?

Actualmente hay dos grupos de medicamentos principales que pueden ser prescritos para el manejo de la incontinencia urinaria. No hay grandes diferencias de eficacia entre los tratamientos y estos presentan unos beneficios modestos ya que habitualmente la reducción del número de micciones al día es pequeña.

Los medicamentos habitualmente empleados son de la familia de los antimuscarínicos (como la oxibutinina, tolterodina, solifenacina, fesoterodina y trospi) que reducen los síntomas como la urgencia para orinar e incrementan la capacidad de la vejiga. También se utiliza el mirabegrón, un medicamento de otra familia que actúa relajando el músculo de la vejiga para facilitar que ésta se llene y almacene la orina.

¿Cómo se deben tomar?

Habitualmente, los medicamentos antimuscarínicos se toman por vía oral entre dos y tres veces al día, aunque hay disponibles otras presentaciones como los parches transdérmicos de oxibutinina de administración diaria. El mirabegrón administra habitualmente por vía oral una vez al día.

¿Cuáles son los efectos adversos más frecuentes?

Los efectos adversos más frecuentes asociados a los medicamentos antimuscarínicos son: la sequedad de boca, estreñimiento, visión borrosa y la fatiga. También pueden producir retenciones de orina (vaciado incompleto de la vejiga), especialmente en ancianos. Para minimizar la aparición de estos efectos adversos, se recomienda iniciar el tratamiento a dosis bajas e ir incrementando la dosis gradualmente teniendo en cuenta su efectividad y tolerancia. La sequedad de boca se puede prevenir y tratar con caramelos sin azúcar, chicles y lubricantes orales. Para evitar el estreñimiento, se puede seguir una dieta equilibrada rica en fibra, utilizar suplementos dietéticos de fibra y mantener una buena hidratación bebiendo agua.

Respecto al mirabegrón, como perteneciente a otra familia y actúa de forma diferente a los medicamentos antimuscarínicos, sus efectos adversos también son diferentes. Los más frecuentes son: infecciones del tracto urinario, taquicardia, palpitaciones y picor intenso. También puede aumentar la presión de la sangre y por ello, durante el tratamiento, hay que hacer un seguimiento de los valores de presión arterial.

¿Qué precauciones hay que tener en cuenta?

Es necesaria precaución en el uso de medicamentos antimuscarínicos en ancianos, en pacientes con patologías crónicas y / o graves, y en pacientes susceptibles a sufrir glaucoma de ángulo cerrado (daño progresivo del nervio óptico, causado por el aumento rápido e intenso de la presión intraocular). Teniendo en cuenta que puede aumentar la presión sanguínea, el mirabegrón está contraindicado en casos de hipertensión arterial grave.

Si tiene dificultad para orinar o la sensación de que la vejiga no se vacía completamente, contacte con su médico.

¿Qué otras medidas no farmacológicas me pueden ayudar?

  • Aprender a controlar la vejiga mediante entrenamientos y hacer ejercicios que fortalecen los músculos de la pelvis, como los ejercicios de Kegel.
  • Hay que consumir un volumen normal de líquidos, ya que las orinas muy concentradas pueden actuar como irritantes de la vejiga y la ingesta excesiva de líquidos puede provocar más pérdidas de orina.
  • Disminuir el consumo de estimulantes (café, té, cola, tónica, chocolate) y de alcohol.
  • Evitar el estreñimiento.
  • Bajar de peso si es necesario.

Si se toman hierbas medicinales, hay que conocer sus propiedades ya que algunas pueden actuar sobre el ritmo y el volumen de orina.

Más información 

  • Incontinencia urinaria en mujeres mayores. Revista de la American Medical Association. JAMA.

Bibliografía 

  1. Base de datos del Consejo de Farmacéuticos. Bot PLUS 2.0. Acceso: Diciembre de 2015]. Disponible en http://www.portalfarma.com.

  2. Patient information: Urinary incontinence treatments for women. UpToDate. Accés: desembre de 2015 . Disponible en: http://www.uptodate.com

Autor del documento

CIM CedimCat
Centre d'Informació de Medicaments de Catalunya 

El hipotiroidismo es un trastorno del metabolismo que reduce la actividad de la glándula tiroides. Esta glándula no produce la cantidad de hormonas tiroideas (levotiroxina y tiroxina) suficiente para el control metabólico. Los signos y síntomas más frecuentes son el cansancio, el aumento de peso y la depresión.

Habitualmente, se trata con un medicamento que contiene levotiroxina sintética. Este fármaco restablece las concentraciones adecuadas de hormonas tiroideas y mejora los signos y síntomas del hipotiroidismo.

La levotiroxina se considera un medicamento de estrecho margen terapéutico. Esto quiere decir que para ser efectiva se han de tomar unas dosis exactas. Si se toma menos cantidad no funciona y tomar más puede producir efectos adversos o toxicidad. Además, interacciona con otros medicamentos y / o alimentos que pueden alterar su absorción intestinal.

Este documento pretende dar respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes sobre el tratamiento con levotiroxina, especialmente las relacionadas con su pauta de administración.

La información proporcionada en este artículo es complementaria a las recomendaciones de su médico y en ningún caso pretende sustituirla. En caso de duda, póngase en contacto con su profesional de salud de referencia o llame al 061 CatSalut Responde.

¿Cómo me he de tomar la levotiroxina?

Se recomienda tomarla por la mañana cuando el estómago está vacío y, como mínimo, entre 30 y 60 minutos antes del desayuno. De este modo, el medicamento se absorbe completamente y la cantidad disponible para efecto es la óptima. Siga siempre las pautas de administración de su médico y respete la dosis exacta prescrita.

¿Puedo tomar la levotiroxina con café?

No, se ha observado que la ingesta vez de café afecta la absorción intestinal de la levotiroxina y, por tanto, disminuye los efectos farmacológicos. Como se ha comentado anteriormente, hay que tomarla en ayunas con un vaso de agua. Se podrá tomar café como mínimo entre 30 y 60 minutos de su toma.

¿Puedo comer como lo hago habitualmente o tengo que hacer algún cambio en mi alimentación?

Sí, conviene seguir una alimentación normal y saludable. Sin embargo, hay que evitar la ingesta simultánea de algunos alimentos que, aparte del café, pueden alterar los efectos de la levotiroxina, como la soja, las nueces y la fibra dietética.

¿Interacciona con otros medicamentos?

Sí, la levotiroxina interacciona con:

  • suplementos de hierro;
  • medicamentos antiácidos que contienen aluminio y magnesio;
  • medicamentos que contienen carbonato de calcio;
  • otros medicamentos como la simeticona, el sucralfato, la colestiramina o el colestipol.

Si toma alguno de estos medicamentos, debe dejar pasar un intervalo mínimo de 4 horas entre su administración y la de la levotiroxina.

¿Qué debo hacer si me olvido de tomar una dosis de levotiroxina?

No tome una dosis doble para compensar las dosis olvidadas. Tome la dosis normal al día siguiente.

¿Qué le debo decir al médico antes de iniciar el tratamiento con levotiroxina?

Es importante informar al médico de las alergias conocidas (medicamentos, alimentos, etc.) y de otras enfermedades que tenga, especialmente si se trata de diabetes, enfermedades del corazón, hipertensión arterial y afecciones de las glándulas adrenales.

También debe decirle todos los medicamentos, suplementos dietéticos y plantas medicinales que toma. Informe también el médico si está embarazada o planifique quedarse a ella, ya que durante el embarazo hay que hacer un seguimiento estricto del funcionamiento de la glándula tiroides y puede ser necesario ajustar la dosis de levotiroxina. La levotiroxina se transmite a la leche materna, aunque en cantidades pequeñas, y el médico debe valorar el beneficio-riesgo para el bebé de forma individual.

¿Tiene efectos adversos?

Sí, como todos los medicamentos. La levotiroxina puede producir síntomas de hipertiroidismo de rebote (arritmias, diarrea, insomnio, nerviosismo, taquicardia, etc.), principalmente en casos de sobredosis y si se aumenta la dosis muy rápidamente al inicio del tratamiento. Para evitar estos efectos es importante seguir correctamente la pauta de administración prescrita.

En algunas ocasiones también puede provocar una pérdida de cabello durante los primeros meses de tratamiento. Este efecto habitualmente es reversible.

¿Qué más debo saber sobre el tratamiento con levotiroxina?

La levotiroxina controla el hipotiroidismo, pero no el cuidado. En muchas ocasiones, son necesarias algunas semanas de tratamiento para notar una mejora de los síntomas. Siga el tratamiento aunque se encuentre mejor y no lo interrumpa sin consultarlo con el médico.

Más información 

  • Levotiroxina. Medline Plus. Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos de América. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/druginfo/meds/a682461-es.html (en castellano).

Bibliografía 

  1. Costa J. Hipotiroïdisme. Recomanacions pràctiques. BIT 2016; 27:3. Levothyroxine: Drug information. LexiComp. Disponible en: https://www.uptodate.com

Autor del documento

CIM CedimCat
Centre d'Informació de Medicaments de Catalunya 

El piojo de la cabeza (Pediculus humanus var. Capitis) es un insecto que vive entre los cabellos y se alimenta de la sangre que chupa de la piel de la cabeza en picar las personas.

Se reproduce rápidamente, cada hembra pone de cien a trescientos huevos llamados liendres, y se esparce con facilidad, sobre todo en niños y niñas en edad escolar.

Los piojos no vuelan ni saltan, se transmiten por contacto físico directo entre los fines y con el uso compartido de cualquier material que pueda estar en contacto con unos cabellos infectados, tales como peines, cepillos, gorros, bufandas, toallas o cojines.

Este artículo explica cómo se puede detectar una infección por piojos, qué productos están disponibles para tratarla, cómo funcionan y cómo utilizarlos.

La información proporcionada en este artículo es complementaria a las recomendaciones de su médico y en ningún caso pretende sustituirla. En caso de duda, póngase en contacto con su profesional de salud de referencia o llame al 061 CatSalut Responde.

¿Cómo se pueden detectar?

Los piojos se pueden ver con facilidad con una buena iluminación y separando el pelo con el fin de inspeccionar el cuero cabelludo. Tienen unos 2 mm de longitud, son de color grisáceo y no tienen alas. Las liendres están pegadas a la base del cabello y son de color blanco amarillento. Se recomienda iniciar la inspección por la zona de detrás de las orejas y la nuca.

Los signos y síntomas principales de una infección por piojos son:

  • Picazón persistente en la cabeza.
  • Pequeñas protuberancias rojas en el cuero cabelludo o el cuello.
  • Presencia de liendres pegadas a la base de los cabellos que son difíciles de extraer y de color nacarado.
  • Sensación de hormigueo en la cabeza.

¿Cómo se pueden eliminar?

Los piojos se pueden eliminar con el uso de peines (eliminación física) y de productos tópicos (eliminación química), como lociones, cremas o champús. Se deben tratar únicamente aquellas personas a las que les han detectado. Hay que informar todos los contactos cercanos (familia, escuela, etc.) de la persona infectada para que puedan comprobar si también tienen. Aparte de eso, se recomienda lavar con agua caliente los sombreros, las bufandas, las sábanas y las toallas, y también los peines y los cepillos.

¿Cómo se utilizan los peines?

Los peines para eliminar los piojos tienen las púas muy delgadas y juntas (menos de 0,3 mm de distancia entre ellas), que al pasar por el pelo arrastran los piojos y liendres. Pueden ser de plástico o de metal. Hay que utilizarlas cuando el pelo estén mojados, ya que el piojo se mueve con más dificultad. También puede ser de utilidad el uso de un acondicionador que inmoviliza los piojos y permite verlos con más facilidad.

Se han desarrollado, también, peines eléctricos que producen una pequeña tensión eléctrica que mata los piojos y liendres. Este tipo de peines se deben utilizar con el pelo seco.

Hay que separar el pelo en diferentes secciones y peinarlos intensivamente sección a sección, comenzando por la raíz hasta la punta. Para la detección de los parásitos, se recomienda peinar entre 5 y 15 minutos en función de la longitud del pelo, y para la retirada de las liendres, unos 30 minutos. Después de cada pasada por el pelo, hay que limpiar la pinta correctamente para evitar que los piojos retornen a la cabeza. Este procedimiento se debe repetir cada 3-4 días, durante 2 semanas, desde la detección del último piojo vivo para eliminar las liendres que pueden haber quedado.

¿Cómo funcionan las lociones, las cremas y los champús?

Habitualmente, el uso de los peines por sí solas no es suficiente para eliminar los piojos. Hay disponibles en el mercado numerosos preparados tópicos (lociones, cremas, champús) con agentes con dos mecanismos de acción diferenciados:

  • Agentes neurotóxicos. Producen una parálisis del piojo.
    • Piretrinas: son sustancias naturales obtenidas a partir de las flores del Crysanthemum cinerariefolium. Actualmente, se utilizan piretrinas sintéticas como la permetrina, que es la más estudiada y menos tóxica en humanos. El tiempo de aplicación de las piretrinas es controvertido, pero habitualmente se recomiendan entre 10 y 30 minutos.
    • Malatión: es un agente potente, habitualmente efectivo con una sola aplicación. Sin embargo, el tiempo de aplicación es más largo (8-12 h), presenta un olor desagradable y es altamente inflamable.
  • Agentes físicos. Se basan en la asfixia por taponamiento de los poros externos del piojo.
    • Dimeticona y ciclometicona: son derivados de la silicona. Se considera un tratamiento eficaz y seguro, no se trata de un insecticida y es menos irritante. El tiempo de aplicación de este producto es de 8 horas.

¿Cómo utilizar los preparados tópicos?

En general, hay que tener en cuenta que ninguno de los preparados es efectivo al 100% en la eliminación de los piojos y las liendres, y que todos requieren una segunda aplicación al cabo de unos días.

No se recomienda el uso de champús para que se diluyen demasiado y el tiempo de aplicación no es suficiente.

En el caso de las lociones, deben secarse el pelo al aire y no utilizar secador.

Si se utiliza una solución con alcohol, conviene aplicarla en habitaciones ventiladas y lejos de las fuentes de calor (fuego, estufas, cigarrillos, secadores de pelo).

Seguir las instrucciones de uso de cada preparado. Aunque pueden variar en función de cada producto, en general las recomendaciones a seguir son las siguientes:

  1. Aplicar el producto sobre el pelo seco asegurándose de que cubra todo el cabello desde la raíz hasta las puntas.
  2. Dejar actuar el producto el tiempo recomendado.
  3. Lavar el pelo con un champú normal.
  4. Repetir este proceso a los 7-10 días de tratamiento.
  5. Al cabo de 8-10 días, hay que volver a utilizar el peine, y si no se encuentran, el tratamiento habrá tenido éxito.
  6. Si se encuentran piojos o liendres, el tratamiento habrá fracasado y habrá repetirlo.

¿Cómo puedo saber cuál es el tratamiento más adecuado?

La elección del tratamiento varía en función de la edad de los niños infectados y de algunas situaciones clínicas concretas. Hay algunas recomendaciones específicas:

  • Niños menores de 6 meses: uso de peines.
  • Niños de 6 meses a 2 años: uso de peines o de productos tópicos derivados de la silicona.
  • Niños mayores de 2 años y adultos: se recomienda el uso de preparados tópicos, como permetrina o siliconas. El malatión se recomienda como alternativa.
  • Durante el embarazo y la lactancia materna: uso de peines o de siliconas. Alternativamente se puede utilizar malatión.
  • Pacientes asmáticos: las soluciones con alcohol están contraindicadas. Se recomienda el uso de peines o siliconas.

¿Qué se sabe sobre los remedios naturales para eliminar los piojos?

Tradicionalmente, se han utilizado muchas sustancias a base de plantas para eliminar los piojos, como los aceites de lavanda, el aceite del árbol del té y el aceite de oliva. El vinagre también se ha empleado para ayudar a disolver el cemento adhesivo que fija la liendre al cabello y facilitar su eliminación con un cepillado. Sin embargo, no se dispone de evidencia suficiente que avale su uso. Por otra parte, aunque habitualmente los remedios naturales se consideran seguros, si no se utilizan correctamente también pueden resultar tóxicos.

¿Los piojos se pueden prevenir?

Hay disponibles en el mercado preparados repelentes o preventivos de los piojos, pero no se recomienda su uso.

La mejor manera de prevenir la infección por piojos es lavar y peinar frecuentemente el pelo con un peine específica para piojos. También hay que evitar el uso compartido de peines, cepillos, gorras y otros objetos que puedan estar en contacto con el pelo.

Más información 

  • Polls. Colegio Oficial de Farmacéuticos de Barcelona.

Bibliografía

  1. Anónimo. Actualización del tratamiento de la pediculosis. INFAC 2011; 19:2.
  2. Head Lice. JAMA Patien Page. 2016;309:22. Disponible en: http://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/1696101
  3. BOT Plus web. Base de datos de medicamentos del Consejo General de Colegios Farmacéuticos. Disponible en: https://www.portalfarma.com
  4. Piojos en la cabeza: como acabar con ellos. Dermapixel. Disponible en: http://www.dermapixel.com/2013/10/piojos-de-la-cabeza-como-acabar-con.html

Autor del documento

CIM CedimCat
Centre d'Informació de Medicaments de Catalunya 

Un Port-a-Cath es un dispositivo que se utiliza para administrar medicamentos intravenosos y para extraer sangre. Se coloca bajo la piel mediante cirugía y puede ser necesario llevarlo durante semanas o años.

En este documento encontrará información sobre los beneficios que conlleva, las complicaciones que puede generar y las precauciones que hay que tener en cuenta si se lleva una.

La información proporcionada en este artículo es complementaria a las recomendaciones de su médico y en ningún caso pretende sustituirla. En caso de duda, póngase en contacto con su profesional de salud de referencia o llame al 061 CatSalut Responde.

¿Para qué se utiliza?

Un Port-a-Cath utiliza para administrar quimioterapia, productos derivados de la sangre, antibióticos y fluidos directamente a la sangre.

Aparte de esto, el Port-a-Cath también es útil para recoger muestras de sangre y hacer analíticas de control durante los tratamientos.

¿Qué beneficios tiene?

El uso del Puerto-a-Cath permite administrar medicamentos quimioterápicos de forma segura. Muchos de estos fármacos sólo se pueden utilizar en venas grandes del organismo, como la vena cava superior, porque en venas más pequeñas de los brazos o las piernas pueden comportar molestias y complicaciones. El Port-a-Cath evita riesgos en mantenerse en un lugar concreto y acceder directamente a la vena cava superior.

Otro de los beneficios de este dispositivo es reducir el número de pinchazos de aguja necesarias para la aplicación correcta del tratamiento.

Una vez colocado, ¿se nota?

El Port-a-Cath queda colocado bajo la piel y se nota y se observa como una pequeña protuberancia. Al no tener otras partes externas, no molesta, y permite realizar con normalidad las actividades de la vida diaria.

¿Tengo que tener algún cuidado o precaución especial?

No se requiere ninguna rutina de limpieza exterior, desinfección o uso de vendas o gasas, ya que está implantado bajo la piel.

¿Qué riesgos y complicaciones se asocian a su uso?

El Port-a-Cath es un dispositivo interno y, por tanto, el riesgo de infecciones es bajo.

Las complicaciones asociadas al uso, a pesar de ser poco frecuentes, son:

  • Un coágulo de sangre en el reservorio o al catéter. Este riesgo se puede reducir con la limpieza rutinaria del Puerto-a-Cath por parte de los profesionales sanitarios y, si no se utiliza de forma regular, con la limpieza cada 4 semanas.
  • Infección en el tejido que rodea el Port-a-Cath. Requerirá un tratamiento antibiótico.

¿Cuando hay que consultar al médico?

Aunque no es habitual, el Port-a-Cath puede causar problemas y hay que contacte con su profesional sanitario de referencia si:

  • el área donde tiene colocado el Port-a-Cath está roja, hinchada, caliente y os duele;
  • el Port-a-Cath sangra de forma abundante;
  • tiene fiebre> 38º C;
  • existen fugas de líquido a través del Puerto-a-Cath;
  • tiene problemas para respirar o se siente mareado.

Más información 

Bibliografía 

  1. West H (Jack), Jin JO. Portacaths. JAMA Oncol. American Medical Association; 2016 Jan 1;2(1):152.

Autor del documento

CIM CedimCat
Centre d'Informació de Medicaments de Catalunya 

Dispositivo de inhalación ACCUHALER® (descargar pdf)

 ACCUHALER cast_1           ACCUHALER cast_2

               

Dispositivo de inhalación AEROLIZER® (descargar pdf)

 AEROLIZER cast_1           AEROLIZER cast_2

          

Dispositivo de inhalación BREEZHALER® (descargar pdf)

 BREEZHALER cast_1           BREEZHALER cast_2

           

Dispositivo de inhalación EASYHALER® (descargar pdf)

 EASYHALER cast_1           EASYHALER cast_2

           

Dispositivo de inhalación ELLIPTA® (descargar pdf)

ELLIPTA cast_1           ELLIPTA cast_2 

            

Dispositivo de inhalación FORSPIRO® (descargar pdf)

FORSPIRO cast_1           FORSPIRO cast_2 

           

Dispositivo de inhalación GENUAIR® (descargar pdf)

GENUAIR cast_1           GENUAIR cast_2 

            

Dispositivo de inhalación HANDIHALER® (descargar pdf)

HANDIHALER cast_1           HANDIHALER cast_2 

            

Dispositivo de inhalación ICP® (descargar pdf)

ICP cast_1           ICP cast_2 

            

Dispositivo de inhalación NEXTHALER® (descargar pdf)

NEXTHALER cast_1           NEXTHALER cast_2 

            

Dispositiu d’inhalació NOVOLIZER® (descargar pdf)

NOVOLIZER cast_1           NOVOLIZER cast_2 

           

Dispositivo de inhalación RESPIMAT® (descargar pdf)

 RESPIMAT cast_1           RESPIMAT cast_2

            

Dispositivo de inhalación SPIROMAX® (descargar pdf)

 SPIROMAX cast_1           SPIROMAX cast_2

           

Dispositivo de inhalación TURBUHALER® (descargar pdf)

TURBUHALER cast_1           TURBUHALER cast_2 

           

Dispositivo de inhalación TWISTHALER® (descargar pdf)

TWISTHALER cast_1           TWISTHALER cast_2 

            

Dispositivo de inhalación ZONDA® (descargar pdf)

 ZONDA cast_1           ZONDA cast_2

 

 

 

  

Introducción

interaccions

A partir de cierta edad, es relativamente frecuente que se tomen, en promedio, entre tres y seis medicamentos por día de manera crónica. Este hecho hace que algunos de los enfermos no cumplan con su tratamiento, por lo que su enfermedad progresa o no se produce la mejora esperada.

Una de las causas más frecuentes de incumplimiento es que el enfermo no ve la manera de hacer compatible toda la toma de medicamentos con su actividad cotidiana. Otras veces, el enfermo, simplemente, se olvida.

Se define como enfermo polimedicado lo que toma 5 o más medicamentos, de forma continuada, durante un período igual o superior a 6 meses. No hay duda de que el anciano constituye el enfermo polimedicado típico, aunque los consejos mencionados se pueden aplicar a cualquier paciente polimedicado. Además, la gente mayor es más susceptible de sufrir efectos secundarios e interacciones que la gente joven.

Este documento pretende proporcionar a los enfermos o sus cuidadores una ayuda a para organizar la toma de medicamentos a lo largo del día de la manera más sencilla posible pero a la hora obteniendo el máximo beneficio de su tratamiento.

Consejos y recomendaciones para organizar correctamente la toma de medicamentos:

1. Conozca su tratamiento

Un enfermo informado es un enfermo más cumplidor. 

El enfermo o el cuidador deben conocer:

  • Qué es lo que toma
  • Cuanto tiempo debe tomarlo
  • Como debe tomarlo:
    • Con o sin alimentos
    • Si se puede partir o triturar o bien debe tomarlo entero
  • Las reacciones adversas más frecuentes del medicamento y qué debe hacer si se presentan
  • Las interacciones importantes con el resto de medicamentos que está tomando.

Toda esta información la encontrará en el prospecto del que acompaña al medicamento.  prospecto
Consulte también otros documentos relacionados de nuestra web.:
Cómo pueden afectar los alimentos a nuestro tratamiento farmacológico
Medicamentos desaconsejados en caso de dieta sin sal

2. Elabore un plan de medicación personalizado

El plan de medicación personalizado es una lista detallada de toda la medicación (medicamentos con o sin receta, vitaminas y compuestos de herbolarios) que toma un paciente con el nombre comercial, la dosis, la duración del tratamiento, y las horas de administración. Es una herramienta útil tanto para el médico como para el farmacéutico ya que de esta manera se sabe toda la medicación que se toma y se evitan duplicidades de medicamentos y posibles interacciones farmacéuticas.
medecinescalendaristock petitaEl CedimCat les ofrece una herramienta para hacer esta lista:  Plan de medicación. 

Pida ayuda a sus familiares o a su farmacéutico para construir el plan de medicación. Si lo prefiere también puede anotarlo a mano sobre una plantilla en blanco.

3. Acuda a una "farmacia de cabecera"

Comprar la medicación siempre a la misma farmacia puede facilitar que el farmacéutico conozca todo el historial médico del paciente y pueda hacer un correcto seguimiento del tratamiento prescrito, evitando duplicaciones e interacciones de medicamentos y adaptando los consejos genéricos a la realidad de un enfermo concreto.

                cruz farmaciapharacist-half

4. Simplifique los horarios de administración

Es recomendable que estos coinciden con las comidas, antes o después de acuerdo con las instrucciones especificas de administración, ya que de esta manera es menos probable que se olvide la medicación, es decir:

                     calendaricubiertos

  • Cada 6 horas: desayuno, comida, merienda y después de la cena.
  • Cada 8 horas: desayuno, almuerzo y cena.
  • Cada 12 horas: almuerzo y cena.
  • Una vez al día: desayuno, almuerzo o cena, siempre de acuerdo con las instrucciones especificas de administración.
  • Si fiebre o en caso de dolor, es fundamental preguntar al médico cuál es el intervalo y la dosis máxima diaria.

Hay excepciones a tener en cuenta como es el caso de los antibióticos con las que es muy importante respetar los intervalos de administración así como la duración del tratamiento. También los antineoplásicos (medicamentos para el tratamiento del cáncer) y otros medicamentos que requieren precauciones especiales para su administración. Por ello, es muy importante enseñar el plan de medicación personalizado en la farmacia, para que, en caso necesario, el farmacéutico pueda incluir anotaciones especiales.

5. Intente simplificar las pautas terapéuticas

Pida ayuda al médico para simplificar su tratamiento (con formulaciones que reduzcan el número de tomas al día. No siempre puede ser posible, pero si lo es, resulta más fácil seguir el tratamiento.

6. Use un sistema personalizado de dosificación (SPD)

Actualmente hay oficinas de farmacia que ofrecen al paciente la posibilidad de acceder a la medicación diaria dispuesta en envases especialmente diseñados para evitar confusiones y facilitar el cumplimiento de lo prescrito. A continuación se adjuntan unos links con información relacionada con este servicio:

Colegio oficial de farmacéuticos de Barcelona / SPD
Generalitat de Catalunya

La organización de la medicación para facilitar el cumplimiento del tratamiento y la adherencia al mismo es un factor importante que contribuye a la salud y al bienestar de los pacientes polimedicados. En caso de duda, consulte a su médico o farmacéutico.

Bibliografía consultada

  • Chumney EC, Robinson LC. The effects of pharmacist interventions on patients with polypharmacy. Pharmacy Practice 2006;4(3):103-109.
  • Rollason V, Vogt N. Reduction of polypharmacy in the elderly: a systematic review of the role of the pharmacist. Drugs Aging 2003;20(11):817-32.
  • Dominguez Camacho JC, Berenguer Frohner B, Molina-Lopez T, et al. Modificacion de la calidade de vida de pacientes polimedicados mediante atencion farmaceutica. Farmacia de Atencion Primaria 2005;3(1):11-15.
  • Adherencia al tratamiento en el paciente anciano. Inf Ter Sist Nac Salud 2004;28:113-120.
  • Leal Hernandez M, Abellan Aleman J, Casa Pina MT, Martinez Crespo J. Paciente polimedicado: ¿conoce la posologia de la medicacion?, ¿afirma tomarla correctamente? Atencion Primaria 2004;33(8):451-456.

Autora del documento

Rita Moreira Da Silva
CIM Farmàcia
Hospital de Sant Pau

 

El tratamiento farmacológico del cáncer conlleva la administración de un medicamento o la combinación de varios. Aunque estos medicamentos conllevan efectos beneficiosos sobre la enfermedad, a menudo se les asocia a efectos adversos tales como la pérdida de cabello o las náuseas y los vómitos, lo que puede generar preocupación a los pacientes que deben tomar estos medicamentos. Sin embargo, no todos los medicamentos del tratamiento del cáncer actúan de la misma manera en el organismo ni presentan el mismo perfil de efectos adversos. Por este motivo, el Plan director de oncología del Departamento de Salud y el Centro de Información de Medicamentos de Cataluña (CedimCat) han colaborado en la elaboración de una guía breve de información de cada medicamento, dirigida a los ciudadanos donde se recogen de forma individual las principales características de estos tipos de medicamentos, los efectos adversos más frecuentes, así como algunas recomendaciones prácticas que pueden ayudar al control de estos síntomas. Estas guías han sido adaptadas de la Agencia de Cáncer de la British Columbia de Canadá por un equipo de profesionales (médicos, enfermeras y farmacéuticos) que son expertos en medicamentos y en la atención oncológica.

Esta información es general y en ningún caso sustituye la información y las recomendaciones que su médico y el equipo asistencial le proporcionarán de forma individualizada durante el tratamiento.

Consultar toda la información en: http://medicaments.gencat.cat/ca/ciutadania/informacio_sobre_medicaments/tractament_del_cancer/fitxes_dels_medicaments/

Major de Can Caralleu, 1-7
08017 Barcelona.
 
 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.