facebook    facebook icon-bm-32-delicious   slideshare    “Mail”

Medicamentos citotóxicos orales

Introducción

El objetivo básico de este documento es servir de herramienta informativa para los pacientes que reciben tratamiento con fármacos orales específicos para el tratamiento del cáncer, llamados medicamentos citotóxicos orales. Este documento quiere resolver de manera clara y comprensible las preguntas y las dudas que estos pacientes se plantean habitualmente y servir de ayuda en el manejo de su medicación. El documento recoge las características globales de estos tratamientos y las precauciones a tener en cuenta.

Ahora bien, ante cualquier duda o problema, se recomienda contactar con el profesional sanitario de referencia.

1. Tratamiento con medicamentos citotóxicos orales

Actualmente se dispone de una multitud de medicamentos orales para el tratamiento de diferentes tipos de cáncer. La mayoría de estos medicamentos son dispensados ​​desde los servicios de farmacia de los hospitales, aunque algunos se dispensan desde las oficinas de farmacia comunitaria.

Estos medicamentos actúan en las células bloqueando o reduciendo la velocidad de división de las células tumorales y, en consecuencia, disminuyendo el crecimiento del tumor. En algunos casos, el tratamiento conlleva la curación de la enfermedad; en otros, se traduce en un aumento de la esperanza de vida y en la mejora de la calidad.

¿Quién toma esta medicación?
Estos tratamientos tienen como finalidad evitar la recaída en la enfermedad o bien mejorar el pronóstico. Asimismo, quieren mejorar la calidad de vida de pacientes que han sido diagnosticados de algún tipo de cáncer. Cada vez son más los pacientes que se pueden beneficiar de este tipo de tratamiento; entre otros, aquellos que han sido diagnosticados de cáncer de mama, cáncer de colon, cáncer de pulmón, cáncer de riñón, cáncer de hígado, de mieloma múltiple o de leucemias.

¿Qué medicamentos se utilizan?
A continuación, se expone una lista con los medicamentos más relevantes que se utilizan actualmente. Cabe recordar que esta no es una lista completa. En caso de necesitar más información, hay que comentarlo con el profesional sanitario de referencia.

Nombre comercial Principio activo
Beneflur® (comprimidos de 10mg) Fludarabina 
Glivec®  (comprimidos de 100 y 400 mg) Imatinib 
Iressa®  (comprimidos de 250 mg) Gefitinib 
Lomustine® (cápsulas de 40 mg) Lemustina 
Natulan®  (cápsulas de 50mg) Procarbazina 
Navelbine®  (cápsulas de 20 y 30 mg) Vinorelbina 
Nexavar®  (comprimidos de 200mg) Sorafenib 
Revlimid®  (cápsulas de 5, 10, 15, y 25 mg) Lenalidomida 
Sprycel®  (comprimidos de 20 y 50 mg) Dasatinib 
Sutent®   (cápsulas de 12,5, 25 y 50 mg) Sunitinib
Tamoxifeno®  (comprimidos de 10 y 20mg) Tamoxifeno 
Tarceva®  (comprimidos de 25, 100 y 150 mg) Erlotinib 
Tasigna®  (comprimidos de 200 mg) Nilotinib 
Temodal®  (cápsulas de 5, 20, 100 y 140 mg) Temozolamida 
Thalidomide®  (cápsulas de 50 mg) Talidomida 
Tyverb®  (comprimidos de 250 mg) Labatinib 
Vepesid® (cápsulas de 50 y 100 mg) Etopósido 
Xeloda®  (comprimidos de 500mg y 150 mg) Capecitabina 

2. Características del tratamiento

Estos tratamientos son prescritos de forma individualizada por el médico especialista. A menudo son esquemas complejos desde el punto de vista de los pacientes:

  • Puede ser necesaria la combinación de diferentes presentaciones de un mismo fármaco para conseguir la dosis deseada (por ejemplo, 1 cápsula de 140 mg más 1 cápsula de 100 mg más 1 cápsula de 20 mg, es igual a la dosis total de 260 mg / día de temozolomida).
  • Puede ser necesaria la combinación de diferentes fármacos (por ejemplo, lapatinib más capecitabina).
  • Pueden existir periodos de descanso, durante los cuales no se tenga que tomar la medicación (por ejemplo, cuatro semanas de tratamiento de sunitinib seguidas de dos semanas de descanso).

Las presentaciones más habituales son comprimidos o cápsulas. Es muy importante que comprendáis correctamente el esquema a seguir, y debe insistir en los puntos que puedan generar dudas.
Cabe destacar que, en general y como se describe más adelante, son tratamientos asociados a efectos adversos importantes, de forma que es necesario un control periódico y un seguimiento individualizado del médico responsable.

Conservación
La mayoría de tratamientos se conservan a temperatura ambiente, aunque en algunos casos la medicación se debe conservar en la nevera (2 - 8 º C). Es necesario que estos medicamentos estén protegidos de la luz y de la humedad, y se debe evitar guardarlos en la cocina o el baño.

3. Administración de la medicación

Cómo y cuando hay que administrar la medicación

Es importante tomar siempre la medicación según la dosis y la pauta indicada por el médico. Se recomienda que las tomas de la medicación sean siempre a la misma hora. Algunos fármacos deben administrarse en ayunas (una hora antes o dos horas después de haber comido) mientras que otros se deben tomar 20 o 30 minutos después de haber comido.

En general y siempre que sea posible, la medicación debe administrarse entera por vía oral y se ha de tragar con un vaso de agua, sin triturar los comprimidos ni abrir las cápsulas. En caso de que no le sea posible tragar la medicación, consulte con el farmacéutico o farmacéutica si la puede triturar antes de tomarla.

Se ha de limpiar las manos con agua y jabón antes y después de la administración. En caso de derrame o rotura del medicamento, debe limpiar 3 veces la superficie que haya contactado con el fármaco con agua y jabón.

¿Qué hacer si un día no me tomo la medicación a la hora habitual?
En general, si se olvida una toma y el tratamiento es cada 24 horas o cada 12 horas, hay un margen de 12 horas o 6 horas, respectivamente, para poder tomar. Si el tiempo transcurrido es superior al indicado, debe dar a la toma por perdida y continuar con el mismo horario y la misma pauta. Nunca se ha de doblar la dosis del día siguiente para compensar.

¿Qué debo hacer si vomito?
De forma general, se recomienda que no repita la dosis en caso de vómito puntual. En caso de vómitos persistentes, puede ser necesaria la prescripción de fármacos para controlar este problema.

¿Qué debo hacer con los residuos generados?
Depositar los residuos o los restos del medicamento o del embalaje en el punto SIGRE de la farmacia más cercana o en la farmacia de su hospital.

4. Efectos adversos

Es importante que ante cualquier efecto adverso que se pueda derivar del tratamiento informar al médico responsable. En caso necesario, es posible reducir las dosis para mejorar la tolerancia al tratamiento y, incluso, se puede llegar a suspenderlo.

A continuación, se describen los efectos adversos más frecuentes, aunque hay que tener en cuenta que la aparición de estos efectos depende del tratamiento que se esté realizando:

  • Alteraciones generales: cansancio, fatiga, disminución del apetito.
  • Alteraciones gastrointestinales: náuseas, vómitos, diarreas y aparición de aftas en la boca. En caso de diarreas, se deberían adoptar medidas dietéticas y, si son muy frecuentes y abundantes, puede ser necesario un tratamiento farmacológico específico.
  • Alteraciones dermatológicas: alteraciones de la piel sobre todo en las palmas de las manos y en las plantas de los pies. Se recomienda aplicar cremas hidratantes frecuentemente y gel de baño con pH neutro, evitar la exposición solar, evitar la sudoración excesiva y evitar el contacto con productos abrasivos (lejías, detergentes, etc).
  • Alteraciones musculoesqueléticas: dolor y debilidad muscular, dolor de huesos, alteraciones sensitivas.
  • Alteraciones cardiovasculares: favorecimiento de la retención de líquidos y la aparición de hipertensión arterial. En pacientes hipertensos, puede ser necesario ajustar la medicación o añadir de nuevo con el fin de controlarla.
  • Alteraciones sanguíneas: disminución de los niveles de glóbulos rojos, blancos y plaquetas, lo que predispone a la aparición de hematomas, infecciones y sangrados.

 5. Recomendaciones

  • En caso de fiebre superior a 38 ºC, póngase en contacto con el equipo médico responsable.
  • Se recomienda usar geles de baño sin detergentes, cremas hidratantes con avena o aloe (Aloe vera) y champús suaves.
  • Protéjase del sol con vestuario adecuado, evite la exposición durante las horas centrales del día y aplíquese crema con filtro solar de protección superior a 15.
  • Se recomienda mantener una higiene bucodental correcta haciendo enjuagues con bicarbonato, tomillo o colutorios que no contengan alcohol.
  • Intente seguir una dieta equilibrada y mantenga un consumo regular y variado de todos los alimentos. En caso de diarrea, se recomienda seguir una dieta astringente (alimentos hervidos o a la plancha) y beber agua para evitar la deshidratación.
  • Comente con el médico cualquier problema renal o hepático que tengáis.
  • Si es hipertenso, controle sesión regularmente la presión arterial.
  • Si es diabético, controle sesión regularmente la glucosa.
  • Adopte medidas anticonceptivas si puede quedarse embarazada, o si su pareja se puede quedar. Deben mantener estas medidas de dos semanas a cuatro meses, según el tratamiento, después de finalizarlo.
  • Si necesita ir al dentista para una extracción dentaria o ha de ser sometidos a algún tipo de cirugía, comente esto con su médico.
  • Consulte con los médicos o farmacéuticos antes de recibir vacunas.

6. Interacciones de los medicamentos citotóxicos orales con otros medicamentos, alimentos o plantas medicinales

Hay medicamentos, plantas medicinales y alimentos que pueden interaccionar con los medicamentos citotóxicos orales, aumentando o disminuyendo su efecto, al tiempo que los medicamentos citotóxicos orales también pueden aumentar o disminuir los efectos de otros medicamentos. Es por este motivo que, si se introduce un nuevo fármaco en su tratamiento, debe consultar los efectos que puede tener. La automedicación se desaconseja totalmente.

A continuación, se presentan algunos medicamentos que pueden tener interacciones. En cualquier caso, debe consultar siempre con su profesional sanitario de referencia antes de tomar ningún medicamento.

  • Antibióticos: eritromicina, claritromicina, rifampicina, telitromicina.
  • Antifúngicos: ketoconazol, itraconazol, voriconazol.
  • Antiepilépticos: fenitoína, fenobarbital, carbamazepina.
  • Antivirales: atazanavir, indinavir, nelfinavir, ritonavir, saquinavir.
  • Anticoagulantes: warfarina, acenocumarol.
  • Antiácidos: omeprazol, ranitidina.

No se deben tomar alimentos que contengan pomelo y, en general, se recomienda no tomar productos de herboristería ni homeopatía, ya que se desconocen los posibles efectos que pueden tener sobre su tratamiento.

Esta no es una lista exhaustiva y, por tanto, en caso de requerir información más específica sobre un tratamiento en concreto, es necesario que lo comente con los médicos o farmacéuticos. 

7. Advertencias

  • Mantenga los medicamentos fuera del alcance de los niños.
  • Depositar los restos de los medicamentos en el punto SIGRE de la farmacia más cercana o en la farmacia de su hospital.
  • Las mujeres embarazadas debe tener especial cuidado de evitar el contacto con este tipo de medicamentos, ya que pueden provocar malformaciones en el feto.
  • No utilice la medicación una vez pasada la fecha de caducidad del envase.

8. ¿Qué hay que recordar?

  • Administración: tomar la dosis prescrita por su médico.
  • Fiebre: en caso de fiebre superior a 38 ºC, vaya a un centro de urgencias médicas.
  • Efectos adversos: comente con su médico cualquier problema derivado del tratamiento. Puede ser necesario ajustar la dosis.
  • Olvido de una dosis: si olvida una toma y el tratamiento es cada 24 horas o cada 12 horas, hay un margen de 12 horas y 6 horas, respectivamente, para poder tomar.
  • Interacciones: consultar con el profesional sanitario de referencia cualquier cambio en su tratamiento habitual y evitar la automedicación, así como tomar productos de herboristería y de homeopatía.
  • Este es un documento genérico. En caso de requerir información más específica, contacte con su profesional o centro de referencia.

Bibliografía

  1. Agentes citostáticos.
  2. Guia del manejo de medicamentos citoestáticos.
  3. Xeloda®
  4. Hycamtin®
  5. Navelbine®
  6. Sutent®
  7. Nexavar®
  8. Manual de recomendaciones para la manipulación de medicamentos citostáticos.

Autor del documento

Eduard Fort Casamartina
Farmacèutic adjunt
Unitat de Dispensació Ambulatòria
Servei de Farmàcia
Hospital Duran i Reynals. Institut Català d’Oncologia

 

Major de Can Caralleu, 1-7
08017 Barcelona.
 
 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.