facebook    facebook icon-bm-32-delicious   slideshare    “Mail”

 

Parches transdérmicos

1. Concepto de "parche transdérmico".

Los parches transdérmicos o sistemas terapéuticos transdérmicos (del inglés TTS -transdermal therapeutic System-), forman parte de los llamados sistemas de liberación controlada, los cuales permiten el control posológico y la liberación constante, sostenida y controlada del fármaco durante un período determinado de tiempo.

No se deben confundir con los sistemas de liberación prolongada o retardada, en los que se consigue prolongar la duración de la acción farmacológica y alargar así la frecuencia de administración, pero sin un control cinético de la liberación.

2. Tipo de parches transdérmicos y estructura

Un parche transdérmico es un sistema multicapa que consta de las siguientes partes: lámina de recubrimiento impermeable, reservorio de principio activo o matriz, adhesivo y una lámina plástica que hay que retirar antes de la aplicación. También contiene sustancias promotoras que facilitan la absorción del fármaco.

La diferencia principal entre los diferentes tipos de parches transdérmicos radica en la forma en que el principio activo se encuentra almacenado y en el sistema de control de la liberación del fármaco. Básicamente, encontramos dos tipos:

Parches transdérmico reservorio: El principio activo se encuentra dentro de un reservorio, disperso en una sustancia que puede variar de un parche a otro (aceite mineral, lactosa, silicona, alcohol, hidroxietilcel·lulosa ....). El reservorio se encuentra adherido a una membrana de difusión que controla la liberación del principio activo. Entre la membrana y la piel, hay una capa adhesiva.

pegat3

Parches transdérmicos matriciales: El principio activo se encuentra impregnado en una matriz, desde donde se libera por difusión. No existe membrana semipermeable de control, sino que es la propia matriz la que controla la liberación del fármaco.
La matriz puede ser de diferentes materiales: polímero, hidrogel, elastómero, adhesivo ...
El adhesivo puede estar impregnado en la matriz o bien puede haber una capa adhesiva entre la matriz y la piel.

pegat4

En la pdfTabla 1 tipos se hace una relación de las especialidades farmacéuticas disponibles en forma de parche, especificando el sistema de liberación utilizado en cada caso.

3. Medicamentos comercializados en forma de parches transdérmicos

En la actualidad, en España están comercializados en forma de parche transdérmico los siguientes principios activos:

  • Nitroglicerina (prevención de la angina de pecho)
  • Etinilestradiol + Norelgestromina (anticonceptivo) (ver apartado 9.1)
  • Fentanilo (analgésico opiáceo) (ver apartado 9.2)
  • Buprenorfina (analgésico opiáceo) (ver apartado 9.2)
  • Nicotina (deshabituación tabáquica)
  • Rivastigmina (tratamiento Alzheimer) (ver apartado 10)
  • Rotigotina (tratamiento Parkinson)
  • Estradiol, noretisterona (tratamiento hormonal durante la menopausia)
  • Testosterona (tratamiento de los trastornos producidos por la menopausia quirúrgica)

También se utiliza el sistema de administración en parches para productos de parafarmacia, que no son medicamentos, como por ejemplo:

  • Anticelulíticos
  • Reductores de la grasa corporal localizado
  • Reafirmantes de la piel

4. Recomendaciones generales de uso

  1. Lavarse bien las manos antes y después de aplicar el parche.
  2. La piel debe estar limpia y seca. El lugar de la aplicación debe estar sin restos de maquillaje, cremas, lociones ni otros productos tópicos.
  3. La zona donde se aplique debe tener la mínima cantidad possibel de pelo. Se recomienda la parte exterior del brazo o la parte superior del tronco, en un lugar donde no haya rozamiento con la ropa.
  4. No se deben aplicar sobre cicatrices, quemaduras, piel irritada, ni en zone donde la piel haga pliegos. Tampoco se aplicará en zonas donde haya más bien huesos (codo, rodilla, pies, manos etc). Así nos aseguramos de que el fármaco se absorba correctamente.
  5. Sacar el parche del envase protector y aplicarlo sobre la piel haciendo una ligera presión sobre su con la mano durante unos 10 segundos para facilitar su adhesión.
  6. Los parches no se deben fraccionar, partir o doblar para evitar que se rompa la matriz o el reservorio del parche y que se produzca una sobredosificación, o por el contrario, una pérdida de medicamento antes de ser aplicado.
  7. Hay que ir cambiando la zona de aplicación para evitar la aparición de reacciones adversas.
  8. Dado que los parches utilizados pueden contener restos significativos de principio activo, se deben plegar de manera que el lado adhesivo del parche se pegue sobre sí mismo y eliminados posteriormente de forma segura en el contenedor correspondiente.
  9. Como todos los medicamentos, deben mantenerse fuera del alcance de los niños.

Nota importante: estas son unas recomendaciones generales. Hay que leer siempre con atención las instrucciones de uso del prospecto ya que pueden contener recomendaciones más específicas para cada tipo de parche

5. Reacciones adversas de los parches transdérmicos

Las reacciones adversas de tipo local, en forma de irritación, dermatitis o eritema suelen ser las más frecuentes y son uno de los principales inconvenientes de los STT. También pueden ser reacciones adversas sistémicas, intrínsecas al propio principio activo.

Se desconoce la prevalencia exacta de las reacciones de tipo local debidas a los sistemas terapéuticos transdérmicos, pero los resultados de varios estudios que incluyen tratamientos con estos sistemas, se desprende que un 97% de los pacientes experimentan alguna "reacción en la piel".

Hay varios factores que pueden favorecer la aparición de reacciones adversas locales:

  • Tipo del parche: Los resultados de algunos estudios permiten postular que las reacciones adversas locales son más frecuentes con los parches de tipo reservorio que con los de tipo matricial.
  • Principio activo: La nicotina contenida en algunos parches produce vasodilatación, y ésta puede dar lugar a eritema. La nitroglicerina, en degradarse, produce aldehído acrílico, el cual se ha relacionado con la aparición de reacciones adversas locales.
  • Excipientes: algunas sustancias, como la glicerina o el etanol, y algunos adhesivos.

La obstrucción de los conductos sudorífera, debido a una oclusión prolongada de la piel ejercida por el parche, también es causa de irritación.

6. ¿Se deben retirar el parches transdérmicos antes de una resonancia nuclear magnética (RNM), una tomografía axial computerizada (TAC), o de una cardioversión o desfibrilación eléctrica?

Durante estos procesos, se generan campos magnéticos o eléctricos. Por este motivo, deben retirarse antes aquellos parches que contengan algún metal, ya que podrían calentarse y producir quemaduras en la piel.

El metal que se utiliza actualmente en algunos parches transdérmicos es el aluminio, ya que, por su gran conductividad, facilita la liberación controlada del fármaco a través de la piel.

De todos modos, no todos los parches contienen metal; sin embargo, es importante tener presente esta posibilidad y verificar siempre el contenido de los parches de los pacientes que van a someterse a alguno de los procesos mencionados. La información de la presencia o no de metales puede encontrarse en la ficha técnica de cada medicamento.

En EEUU, en marzo de 2009, la FDA ha iniciado una revisión del contenido en metales de todos los medicamentos en forma de parches transdérmicos y solicitará a los laboratorios fabricantes la inclusión de una advertencia en el cartonaje, en los casos en que haya presencia de metales.

7. ¿Cómo afecta el calor a los parches transdérmicos?

La temperatura elevada puede aumentar la absorción del medicamento. Por ello, se recomienda evitar la exposición a fuentes de calor: mantas eléctricas, compresas calientes, baños de sol, rayos UVA, saunas, baños termales, etc

8. Ventajas e inconvenientes

Ventajas

Inconvenientes

  • Útiles en pacientes que tienen dificultades para tomar medicamentos por vía oral.
  • Sólo pueden administrarse en forma de parches transdérmicos los fármacos que se absorben bien a través de la piel y que no requieren concentraciones muy elevadas en sangre para conseguir su efecto.
  • Con la liberación controlada del principio activo, se obtienen niveles de éste en sangre más sostenidos y constantes.
  • En caso de aparecer una reacción adversa, aunque se retire el parche, ésta podría tardar más en desaparecer.
  • El fármaco llega a la sangre sin haber sufrido el primer paso hepático, evitando así su metabolización y la posible formación de metabolitos causantes de efectos secundarios.
  • Elevado riesgo de reacciones alérgicas locales.
  • En ocasiones, permiten reducir la frecuencia de administración. Si se utilizan correctamente, facilitan el cumplimiento de la posología.
  • Poco cómodos y estéticos en algunas circunstancias: (ducha, piscina, playa, sudar al practicar deporte) y también poco discretos en determinados momentos del año, como por ejemplo en verano, en que la piel está más descubierta.

9. Fármacos con los que hay que tener especial precaución

9.1. Anticonceptivos (Etinilestradiol + Norelgestromina)

En enero de 2008, la Food and Drug Administration (FDA) hizo incluir una advertencia en el anticonceptivo Evra® parches (Etinilestradiol + Norelgestromina) a raíz de los resultados de un estudio que había evidenciado que las pacientes tratadas con este fármaco en forma de parches tenían mayor riesgo de desarrollar TEV (tromboembolismo venoso) que aquellas tratadas con el mismo fármaco en forma de píldoras. Este estudio, esponsorizado por el laboratorio fabricante Johnson and Johnson, corroboraba los resultados de un estudio realizado con anterioridad.

El motivo del aumento del riesgo de TEV es el hecho de que este anticonceptivo administrado por vía transdérmica no experimenta el primer paso hepático, por lo que su nivel en sangre aumenta un 60% respecto cuando se administra por vía oral.

La FDA recomienda hacer una valoración de los beneficios y los riesgos de estos parches, antes de iniciar el tratamiento, especialmente en aquellas pacientes con factores de riesgo de desarrollar TEV.

9.2. analgésicos opiáceos

Fentanilo

El fentanilo tiene una acción analgésica 80 veces más potente que la morfina. El intervalo de dosis con el parche es de 72 horas. El pico de analgesia tiene lugar a las 8-12 horas, por lo que al iniciar el tratamiento con fentanilo transdérmico, se debe proporcionar analgesia alternativa durante las primeras 12 horas. Presenta una acción residual que dura unas 17 horas después de retirar el parche, lo que supone un inconveniente en caso de toxicidad. Al pasar de un opioide a fentanilo transdérmico, es muy importante tener en cuenta la equivalencia de dosis. Como ejemplo, un parche de 25 mcg / hora de fentanilo equivale a 60 mg de morfina oral diaria.

En 2007, la Food and Drug Administration (FDA) emitió una alerta como continuación de otra que había emitido en 2005, en relación al uso seguro de los parches transdérmicos de fentanilo, a raíz de la notificación de varios casos de muerte y sobredosificación. Las causas habían sido una incorrecta prescripción (uso en dolor postoperatorio, cefalea, dolor ocasional ...) o bien una mala utilización (excesiva frecuencia de recambio del parche, utilización de varios parches al mismo tiempo, aplicación de calor sobre el parche ...) de los parches . La FDA recomienda:

  • Uso sólo en pacientes que toleran los opiáceos y con dolor crónico que no se controla con otros analgésicos de duración más corta.
  • No utilizar en dolor de corta duración, no constante o postoperatorio.
  • Utilizar la menor dosis analgésica.
  • Conocer y estar alerta de la aparición de signos de sobredosis: dificultad respiratoria, cansancio, somnolencia o sedación extrema, dificultades en el habla o al caminar, mareo, debilidad, etc
  • Conocer los fármacos que el paciente toma y evitar las interacciones.
  • Conocer cómo utilizar correctamente los parches, especialmente en lo que se refiere a la frecuencia de recambio y al que hay que hacer si un parche se desprende de la piel.
  • El paciente debe evitar las fuentes de calor (calefactores, mantas eléctricas, saunas, tomar el sol, etc), ya que pueden aumentar la cantidad de fentanilo en sangre.

Buprenorfina

La buprenorfina es un agonista parcial, 30 veces más potente que la morfina. Causa menos depresión respiratoria, pero cuando ésta se produce, no puede revertirse con naloxona. Sólo se utiliza en dosis bajas porque tiene techo analgésico. El uso concomitante con morfina puede precipitar un síndrome de abstinencia a morfina.

Debido a su techo analgésico ya la necesidad de ajuste de dosis en pacientes oncológicos, parece que estaría más indicada en dolor moderado-intenso crónico estable no oncológico.
Su uso se ha asociado a una alta incidencia de náuseas y vómitos. Su metabolismo no está afectado por la insuficiencia renal, por lo que se ha propuesto como alternativa para pacientes con insuficiencia renal que no toleran la morfina oral.

La dosificación es cada 72 horas, se alcanza la concentración terapéutica a las 12-24 horas y, una vez retirado el parche, la eliminación del fármaco tiene lugar sobre las 30 horas. Al sustituir el parche de buprenorfina por otro opioide, hay que dejar un periodo de lavado de 24 horas sin administrar ningún opioide. En cuanto a la equivalencia de dosis, 37 mcg / hora de buprenorfina transdérmica equivalen a 60 mg de morfina oral diaria.

10. Novedades

Rivastigmina

Recientemente se ha comercializado Rivastigmina transdérmica para el tratamiento del Alzheimer en dos nuevas presentaciones: parches de 4,6mg / 24h y parches de 9,5 mg / 24h.
La dosis inicial es la de 4,6mg / 24 h, que puede aumentarse a 9,5mg / 24 h, que es la dosis terapéutica recomendada, al cabo de cuatro semanas, si el paciente lo tolera bien.

Para el cambio de cápsulas o solución oral a parches transdérmicos:

  • los pacientes con dosis oral de 3 mg / día o de 6mg / día pueden cambiar a parches de 4,6mg / 24h.
  • los pacientes con dosis oral estable y bien tolerada de 9mg / día o de 12mg / día pueden cambiar a parches de 9,5mg / 24h.

Se recomienda aplicar el primer parche transdérmico al día siguiente de la última dosis oral.

Los estudios disponibles que comparan la forma transdérmica con la oral, han descrito una menor incidencia de reacciones adversas gastrointestinales con el uso de parches (náuseas 7,2% vs 23,1% y vómitos 6,2% vs 17,0%) . Sin embargo, no se ha demostrado una mayor eficacia de la forma transdérmica. Parece que los parches pueden ser una buena opción en aquellos pacientes que no toleran bien la vía oral.

Tabla 1: especialidades farmacéuticas disponibles en forma de parches transdérmicos

pdfTabla 1 especialidades: mesa de las especialidades farmacéuticas disponibles en forma de parche transdérmico ordenadas por principio activo y clasificadas según el tipo de parche.

Bibliografía consultada

  • FDA. Risk of burns during MRI scans from transdermal drug patches with metallic backings. FDA Public Health Advisory. (Disponible a: www.fda.gov/CDER/drug/advisory/transdermalpatch.htm. Actualitzat: 9 de març de 2009. Accès: 10 de març de 2009)
  • Darrell T.Hulisz. Are Topical Patches Safe During MRI or CT Scans? (Disponible a: http://www.medscape.com/viewarticle/572561 Actualitzat: 5 de febrer de 2009. Accès: 29 de gener de 2009)
  • Efectes greus i mortals dels analgèsics opiacis. Butll GROC (Ed Catalana) 2008. Vol.21,núm.1
  • Grupo de Trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre Cuidados Paliativos. Guía de Práctica Clínica sobre Cuidados Paliativos. Madrid: Plan Nacional para el SNS del MSC. Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias del País Vasco; 2008. Guías de Práctica Clínica en el SNS: OSTEBA Nº 2006/08
  • Allevato M. Sistemas terapéuticos transdérmicos. Act Terap Dermatol 1007; 30: 154
  • Flor García A, Pérez Rodríguez I, Horta Hernández A, Díaz Herrero A, Raja Casillas MI. Tratamiento farmacológico en los cuidados paliativos. Bol farmacoter Castilla La Mancha. 2005; Vol.6,núm.2
  • Ariz MJ, Meléndez A. Actualización en el manejo del dolor crónico. Uso racional de la escalera analgésica de la OMS. BIT Bol inf farmacoter Navar. 2004; vol.12, núm.4
  • Suñé Negre, JM. “Nuevas aportaciones galénicas a las formas de administración”. En:
  • Formación continuada para farmacéuticos de hospital. Fundación Promedic, 2002. Suñé Arbusà, JM; Bel, E.
  • Marcotegui Ros F. Sistemas terapéuticos transdérmicos. BIT Bol inf farmacoter Navar. 1993; vol.1, núm.3
  • Fitxes tècniques de: Evra, Durogesic, Fendivia, Fentanilo Acost, Fentanilo Bexal, Fentanilo Matrix Ratiopharm, Fentanilo Matrix Sandoz, Matrifen, Transtec, Triqusic, Exelon, Prometax. (Disponibles a: http://www.aemps.gob.es/cima/fichasTecnicas.do?metodo=detalleForm)

Autora del documento

Eva Llovet i Traveset
Centre d'Informació de Medicaments
C.A.P. Mútua de Terrassa

 

Administración de medicamentos por sonda

Consulte las dos guías para la administración de medicamentos por sonda (adultos y pediatría) de la Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral (SENPE):

Administración de medicamentos en pacientes con nutrición enteral por sonda
Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral SENPE
Autors: G. Piñeiro Corrales, R. Oliveras Fernandez, C Guindel Jimenez
Nutrición Hospitalaria. Vol. 21 Suplemento
4 Septiembre de 2006

pdfGuía pediátrica para la administración de fármacos por sonda de alimentación
Sociedad Española de Nutrición Parenteral y Enteral SENPE
Autors: L. Gómez López, S. Pinillos Pisón
2008

Las vías de administración de los medicamentos

Consideraciones generales

Antes de tomar ningún medicamento debemos tener en cuenta estos cinco puntos:

 

  1. Lo debe tomar el enfermo que lo necesita. Un medicamento, necesariamente, debe ser para un enfermo y puede no servir para otro, ya que tiene una indicación y unas contraindicaciones que deben valorarse. Todo medicamento tiene una cara y una cruz, de modo que cada indicación se hará siempre que se tenga claro que los beneficios son superiores a los riesgos. Esto sólo lo puede valorar su médico. Cada enfermo es diferente y condiciona la idoneidad o no de los tratamientos.
  2. No hay que confundirse de medicamento. Se debe comprobar que es el correcto. Cada medicamento debe ir correctamente identificado, no nos pueden confundir ni con principio activo ni en dosis. Lo pondrá en el cartonaje, el prospecto y el blíster. No tenga pastillas sueltas (todas se parecen). Se debe leer detenidamente el prospecto de lo que nos tomamos antes de hacerlo.
  3. Se debe tomar el tiempo que le corresponde al caso. Para ejemplo, los antidiabéticos orales media hora antes de comer, no se puede romper la cadena del antibiótico, no puede haber tiempo de lapsus en según qué anticonceptivos, los medicamentos para dormir se deben tomar media hora antes, etc. Hay que respetar aquellos medicamentos que deben tomarse fuera de las comidas, como el caso del hierro, las tetraciclinas o los bifosfonatos. Otros deben tomarse con las comidas, como la griseofulvina por ejemplo. Pida la información adecuada a su médico o al farmacéutico. Si se olvidara de alguna dosis, es necesario que tome el medicamento tan pronto como se dé cuenta, aunque, si ha pasado demasiado tiempo, hay que esperar a la toma siguiente. No se debe doblar la dosis.
  4. Dosis correcta: es aquella que indica su médico.
  5. Vía de administración correcta: hay muchas vías de administración, como la oral, sublingual, bucal, tópica, transdérmica, inhalación, instilación ocular, rectal, vaginal o parenteral (subcutánea, intramuscular, endovenosa). Cada medicamento está preparado para ser administrado por una vía determinada y para que ejerza su acción de la manera más conveniente. Para cada vía de administración hay formas farmacéuticas diferentes. Es decir, por vía oral pueden ser cápsulas, comprimidos, comprimidos recubiertos, comprimidos efervescentes, masticables, suspensiones, soluciones, jarabes, elixires, etc. No haga manipulaciones, ni triture pastillas, ni haga mezclas sin consultar a su médico o farmacéutico previamente

 A.01. La vía oral

El medicamento se introduce en el organismo a través de la boca y se absorbe en algún tramo del tracto digestivo. Es una vía fácil de utilizar y muy cómoda. Cuando se toma un medicamento, siempre se debe hacer con un vaso de agua lleno.

La vía sublingual y la vía bucal son dos variedades de la vía oral. En vía sublingual, el fármaco se coloca debajo de la lengua, para que se absorba rápidamente. En la vía bucal, el medicamento se coloca entre las encías y se disuelve por la acción de la saliva; generalmente se usa para antisépticos o antinfecciosos de la mucosa bucal.

Hay diferentes formas farmacéuticas que se emplean por vía oral:

A.1.1. Preparados sólidos

A.1.1.1.Cápsulas.

El medicamento está contenido dentro de una cubierta de gelatina que tiene una función de protección del medicamento y también de enmascaramiento de las características organolépticas desagradables (mal olor o sabor).

A.1.1.2.-Comprimidos.

El medicamento y los excipientes que le dan cohesión son sometidos a un proceso de compresión que les da la forma. Hay comprimidos de muchos tipos: algunos están recubiertos por una película que rodea el comprimido para proteger el medicamento y evitar su mal gusto, otros son de liberación sostenida y hacen que el medicamento se libere dentro del organismo lentamente y otros son efervescentes y se deben disolver en agua antes de tomarlos.

A.1.1.3.- Grageas.

El medicamento está rodeado de una cubierta dura o compacta, generalmente de azúcar, que protege el medicamento.

A.1.2. Preparados líquidos

A.1.2.1. Jarabes.

El medicamento está disuelto en una solución azucarada que enmascara el sabor del medicamento y que, por su alto contenido en azúcar, impide que crezcan las bacterias. Muchos jarabes, dada su estabilidad, deben prepararse inmediatamente antes de hacer uso y, en algunos casos, después se almacenarán en la nevera.

A.1.2.2. Elixir.

La solución que acompaña al medicamento tiene un contenido variable de alcohol.

A.1.2.3. Suspensión.

Es una preparación en la que el medicamento es insoluble en el líquido que lo contiene. Si se deja en reposo, el polvo (el medicamento) se deposita en el fondo. Antes de tomar una dosis, se debe agitar vigorosamente, dando lugar a un líquido turbio, no transparente. Muchas veces se deben preparar antes de hacer uso añadiendo el polvo al líquido excipiente. Siempre se deben agitar antes de tomar la dosis, para que esta sea aquella que le corresponde.

A.02. La vía intramuscular

El medicamento se introduce dentro de un músculo a través de una aguja. El músculo, al estar muy irrigado por los vasos sanguíneos, permite que el medicamento pase rápidamente a la sangre (3-5 minutos). Es una vía alternativa para aquellos medicamentos que no se absorben por vía oral o para enfermos que no pueden colaborar en la ingesta. A veces es dolorosa y siempre la ha de administrar un profesional experimentado y cualificado.

A.03. La vía intravenosa

El medicamento se introduce directamente dentro del torrente sanguíneo. Es la vía más rápida de aparición de los efectos de un medicamento. Hay diferentes métodos de administración. A veces se hace muy lentamente y de manera continua, como puede ser el caso de los sueros (fluidoterapia). En otros casos, la administración dura sólo un tiempo, como la administración rápida llamada "bolo" o como la administración en perfusión "goteo" en unos 15-30 minutos. Es muy importante que lo haga personal cualificado, ya que tiene complicaciones si no se hace bien o si no se mantienen las condiciones de asepsia para evitar infecciones.

A.04. La vía subcutánea

El medicamento se introduce a través de una aguja de punta fina en el tejido que tenemos bajo la piel. Allí el medicamento se va liberando lentamente al torrente sanguíneo. La insulina y las heparinas son un ejemplo. Es una vía relativamente cómoda y poco molesta, porque en esta zona no hay mucha terminación nerviosa. Hay zonas más o menos usadas, según el tipo de medicamento. Es imprescindible una correcta asepsia. El enfermo se la puede autoinjectar con un entrenamiento previo con un experto.

A.05. La vía inhalatoria

Los medicamentos se introducen directamente en los pulmones realizando una inhalación. El efecto es muy rápido y se emplean dosis muy bajas. Sin embargo, muchas veces, hay un desconocimiento de los mecanismos para hacer las inhalaciones y, por tanto, su efecto queda mermado.

Hay tres tipos de dispositivos para la administración inhalada: los aerosoles, los nebulizadores y los dispositivos en polvo seco. Muchas veces los aerosoles se utilizan con cámaras especiales de inhalación para facilitar su administración.

A.5.1. Normas para la correcta administración del cartucho presurizado

PREPARACIÓN: Coja el cartucho y colóquelo en forma de L; por la parte de abajo cójalo con el dedo pulgar y por la parte de arriba con el dedo siguiente y agítelo.

Saque todo el aire de los pulmones.

COLOCACIÓN: Coloque la boquilla y apriete los labios sobre la boquilla.

INSPIRACIÓN: Comience a tomar aire e inmediatamente pulse el cartucho.

Haga una sola inspiración.

Aguante la respiración durante 10 segundos.

Saque el aire.

Si tiene que hacer otra inspiración, espere entre 30 segundos y un minuto.

Lávese la boca con agua y haga gárgaras. Escupa el agua que ha utilizado para el lavado, no se la trague.

Coloque la tapa y pulse firmemente.
A.5.2. Normas para la correcta administración del cartucho presurizado con cámara

PREPARACIÓN: Coja el cartucho y colóquelo en forma de L; por la parte de abajo cójalo con el dedo pulgar y por la parte de arriba con el dedo siguiente y agítelo.

Coloque el inhalador en la cámara.

Saque todo el aire de los pulmones.

Coloque los labios en la boquilla y haga una sola pulsación.

INSPIRACIÓN: inspire suave y profundamente.

Aguante la respiración durante 10 segundos.

Saque el aire.

Si tiene que hacer otra inspiración, espere entre 30 segundos y un minuto.

Lávese la boca con agua y haga gárgaras. Escupa el agua que ha utilizado para el lavado, no se la trague.

Lave la cámara y séquela.

Coloque la tapa y pulse firmemente.

A.5.3.Normas para la correcta administración del Sistema Accuhaler®

PREPARACIÓN: Coja con la mano la carcasa externa y ponga el dedo pulgar en su lugar y empuje con el dedo, alejándolo de usted al máximo.

Mantenga la boquilla en dirección a usted y haga deslizar la palanca hasta que sienta un "clic".

Saque todo el aire de los pulmones.

Coloque los labios en la boquilla y apriételos firmemente.

INSPIRACIÓN: Inspire suave y profundamente, tanto como pueda.

Aguante la respiración durante 10 segundos.

Saque el aire.

Si tiene que hacer otra inspiración, espere entre 30 segundos y un minuto.

Lávese la boca con agua y haga gárgaras. Escupa el agua que ha utilizado para el lavado, no se la trague.

Cierre el dispositivo hasta que oiga un golpe seco.

A.5.4. Normas para la correcta administración del SistemaTurbuhaler®

PREPARACIÓN: Coja con la mano la carcasa externa, desenrosque y quite el tapón.

Mantenga el dispositivo recto y dé media vuelta en el dispositivo hasta que oiga un "clic".

Saque todo el aire de los pulmones.

Coloque los labios en la boquilla y apriételos firmemente.

INSPIRACIÓN: inspire suave y profundamente, tanto como pueda.

Aguante la respiración durante 10 segundos.

Saque el aire.

Si tiene que hacer otra inspiración, espere entre 30 segundos y un minuto.

Lávese la boca con agua y haga gárgaras. Escupa el agua que ha utilizado para el lavado, no se la trague.

Cierre el dispositivo.

A.06. La vía transdérmica. Parches transdérmicos

El medicamento se introduce en el organismo por absorción transdérmica mediante la aplicación de parches. Se emplea en aquellos medicamentos en los que se quiere conseguir un efecto mantenido en el tiempo, ya que los parches consiguen liberar el medicamento de manera regular y constante con el tiempo.

  • Se colocarán de la siguiente manera:
  • En un lugar donde haya poco pelo.
  • Antes se debe limpiar y secar la zona donde se colocará el parche.
  • Quitar las partes que acompañan el parche sin tocar con los dedos su interior.
  • Poner el parche y pulsar la zona.
  • Evitar zonas húmedas o expuestas al calor o al rozamiento.
  • Hacer una rotación paulatina del lugar donde se coloca el parche.

A.07. La vía nasal. Espray nasal y gotas

El medicamento administrado por esta vía pretende, generalmente, conseguir un efecto inmediato y local. La mayoría tienen el propósito de aliviar la congestión nasal.

A.7.1. Método para utilizar adecuadamente el espray nasal
  • El enfermo debe estar sentado con la cabeza inclinada ligeramente hacia atrás.
  • Introducir la punta del envase dentro del conducto nasal y obstruir el otro orificio con la otra mano.
  • Indicar al enfermo que inhale cuando pulse el envase. Se aplicarán en posición vertical, pulsando una vez en cada fosa nasal. Al cabo de tres o cinco minutos hay que sonar para extraer el moco.
  • El enfermo debe mantener la cabeza hacia atrás durante unos minutos hasta que note el efecto del medicamento.
  • En caso de que la congestión se mantenga, se puede repetir la aplicación.
  • Si no se indica lo contrario, no usar más de cinco días seguidos el medicamento y mejor no utilizar en niños menores de 6 años.
A.7.2. Método para utilizar adecuadamente las gotas nasales
  • El enfermo debe estar sentado con la cabeza inclinada hacia atrás.
  • Poner el gotero dentro del orificio nasal.
  • Introducir las gotas.
  • El enfermo debe mantener la cabeza hacia atrás durante unos minutos y debe respirar por la boca.
  • Limpiar el gotero.
  • Para que el medicamento llegue a los senos nasales, el enfermo debe permanecer en posición supina, con la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro.
A.7.3. Aplicación del hielo / pomada nasal:
  • Aplicar una pequeña cantidad en cada fosa nasal, procurando una distribución uniforme, para lo cual se aconseja efectuar un masaje externo.

A.08. La vía oftálmica. Gotas y pomadas oftálmicas

Se utilizan siempre para afecciones oculares. La apertura del envase hace perder su esterilidad y, por ello, una vez abiertos, deben rechazarse al cabo de siete días. Tanto en el caso de la pomada como en el de las gotas, es importante que la punta del aplicador nunca llegue a tocar el ojo.

A.8.1. Método para aplicar gotas oftálmicas
  • El enfermo debe estar sentado o acostado con la cabeza hacia atrás.
  • El enfermo tiene que mirar hacia abajo y no mirar el gotero.
  • Bajar el párpado inferior hacia abajo con el dedo.
  • Dejar caer la gota en el saco conjuntival inferior para que no gotee sobre la córnea (globo ocular).
  • Pulsar suavemente la punta nasolagrimal con un pañuelo para prevenir la absorción del medicamento y su paso a la sangre.
  • Indicar al enfermo que parpadee una o dos veces y que luego mantenga los ojos cerrados durante unos minutos.
  • Usar un pañuelo para retirar el líquido excesivo.
A.8.2. Método para aplicar la pomada oftálmica
  • El enfermo debe estar sentado o acostado con la cabeza hacia atrás.
  • Retirar el párpado inferior con el dedo para que se vea el saco conjuntival del ojo afectado.
  • Poner unos 0,5 cm de pomada o una cantidad similar a un grano de arroz. No aplicar la pomada dentro de la córnea, ya que esto provoca molestias.
  • Indicar al enfermo que cierre los ojos durante unos dos o tres minutos. Puede que el enfermo tenga la visión borrosa durante un periodo corto de tiempo.

A.09. La vía ótica. gotas óticas

El medicamento se introduce en el conducto auditivo. Las gotas óticas se utilizan, principalmente, para el tratamiento de las infecciones, como anestésicos o para desprender o suavizar la cera del canal auricular.

A.9.1. Método de aplicación de las gotas óticas
  • El enfermo debe estar acostado y con la cabeza de lado sobre la zona no afectada.
    • En adultos: empujar la aurícula hacia arriba y hacia atrás.
    • En niños: empujar la aurícula abajo y atrás.
  • Poner las gotas (a veces, previamente, se suelen precalentar con las manos).
  • Evitar que la punta del aplicador toque la oreja, para que no se produzca la contaminación del medicamento.
  • Indicar al paciente que permanezca en esta posición de dos a cinco minutos.

A.10. La vía tópica. Pomadas y cremas

El medicamento se aplica directamente sobre la piel. La aplicación tópica de geles, pomadas y cremas tiene como objetivo proteger la piel, prevenir la sequedad y tratar afecciones dermatológicas diversas. La diferencia entre geles, pomadas y cremas está en su proporción de contenido graso; así, las pomadas tienen más grasa y, por tanto, cuestan más de aplicar y de lavar, mientras que los geles casi no tienen y son más fácilmente aplicables y lavables.

A veces, estos preparados contienen medicamentos que se absorben y pasan al torrente sanguíneo.

Método de aplicación:

  • Limpiar la zona con agua y jabón.
  • Extender la crema en una pequeña cantidad, sobre la piel, en el lugar de aplicación, hasta su total absorción. No friccionar.
  • Es muy importante cerrar bien el tubo de crema o la loción para evitar contaminaciones y alteraciones del producto. Hay que recordar que algunos de estos preparados deben almacenarse en la nevera. Otros se deben almacenar en un lugar fresco y seco, lejos de los focos de calor.
  • Si no se utilizan guantes, deben lavarse posteriormente las manos.

A.11. La vía rectal. Supositorios

El medicamento se introduce en el organismo a través del orificio rectal. Los supositorios son una forma farmacéutica que consigue la distribución del medicamento en todo el organismo a través de la absorción rectal. Esta es una vía que cada día se utiliza menos, ya que el enfermo suele ser molesta y, además, la absorción de los medicamentos es imprevisible, en función de la parte del recto a la que haya llegado el supositorio. Para ello se aplica como vía alternativa cuando el enfermo no puede tomar la medicación oral, debido a vómitos o bien para su edad (lactantes y niños). Existen supositorios cuya administración sólo pretende un efecto local, para producir una defecación.

Método:

  • Colocar al paciente acostado sobre el lado izquierdo.
  • Insertar el supositorio a través del esfínter muscular del ano hasta su penetración.
  • Indicar al paciente que permanezca en esta posición durante unos minutos.

A.12. La vía vaginal: óvulos, crema y pomada

El medicamento se introduce en el organismo a través del canal vaginal. Se utilizan, principalmente, para el tratamiento de infecciones o inflamaciones vaginales.

Método:

  • Colocar la enferma tumbada de espaldas, con las rodillas dobladas y los pies en la cama (posición de parte).
  • Supositorios vaginales: colocar el supositorio en el aplicador.
  • Cremas y pomadas: colocar el aplicador y apretar el tubo donde está la medicación.
  • Colocar el aplicador en la vagina con un movimiento hacia abajo (hacia el recto) y luego hacia atrás.
  • Poner una compresa pequeña.
  • Se sugiere a la paciente que se aplique ambas presentaciones cuando ya esté en la cama y no se tenga que levantar.
  • Evitar el uso de tampones.

Administración de medicamentos a personas con dificultad para tragar

disfagia movilLa deglución es el acto voluntario mediante el cual el alimento progresa desde la boca hasta el estómago. Cualquier dificultad o molestia al tragar o deglutir se define con el término médico de disfagia y si además de la dificultad aparece dolor al tragar se habla de odinofagia.

¿Existen diferentes tipos de alteraciones de la deglución?

En función de la causa que la origina y el punto donde se manifiesta se distinguen dos tipos de disfagia:   

  • disfagia orofaríngea: la dificultad se produce al inicio de la deglución, es decir, en la preparación del alimento en la boca.
    • La sensación del enfermo es: "Me cuesta mucho tragar". 
    • Es frecuente en ancianos, personas con tumores en la boca o en la faringe y en las que se les ha practicado cirugía en esta zona.
    • Normalmente los pacientes suelen tener más dificultad para tragar líquidos que sólidos
  •  disfagia esofágica: el problema de deglución se produce en el desplazamiento de los alimentos y líquidos desde la boca hasta el estómago, a su paso por el esófago.
    • La sensación del enfermo es: "Trago bien pero la comida se me atasca en el pecho"  
    • Se produce mayoritariamente por obstrucciones en el esófago debidas a la presencia de tumores o bien debidas a la inflamación producida por los tratamientos como la quimioterapia o la radioterapia.
    • En las primeras etapas afecta principalmente a la deglución de sólidos pero a medida que progresa la enfermedad también aparece con los líquidos.  

¿Cómo administrar los medicamentos en personas con disfagia?

Entre el 15 y el 40% de la población general adulta ingresada en centros sociosanitarios manifiestan dificultades en la ingesta de cápsulas y comprimidos. Más del 25% de esta población rechaza el tratamiento farmacológico por problemas de la deglución. A continuación se resuelven algunas preguntas y se ofrecen consejos que pueden facilitar la administración de los medicamentos.

¿Cuál es la presentación del medicamento más adecuada para mi problema?

En función del tipo de disfagia que presente, el farmacéutico le ayudará a seleccionar la presentación farmacéutica más cómoda entre las diferentes opciones comercializadas.      

jarabefondoblanco

¿Si tengo disfagia a líquidos? Se pueden administrar los comprimidos o las cápsulas acompañadas de una pequeña cantidad de agua que facilite la deglución.
¿Si tengo disfagia a sólidos? Cuando se presentan problemas para tragar comprimidos o cápsulas, las alternativas a elegir serían:

Formas líquidas: jarabes, gotas, soluciones orales, polvos para reconstituir y en algunos casos, sólo cuando lo indique el médico o farmacéutico, formas inyectables líquidas.

Formas sólidas que se dispersan fácilmente:

  • comprimidos efervescentes: en estos casos se recomienda dejar pasar un tiempo hasta que las burbujas efervescentblaninegredesaparezcan ya que podrían provocar tos y agravar la disfagia.
  • comprimidos sublinguales: se disuelven bajo la lengua y por tanto, no deben tragarse.
  • comprimidos o tabletas bucodispersables: se disuelven en ponerse en contacto con la saliva de la boca, sin necesidad de agua, siendo así más fáciles de tragar. Se suelen identificar con la palabra "flas" (OPIR flas®, Risperdal flas®, Feldene flas® son algunos ejemplos) o bien en el prospecto se puede leer "comprimidos dispersables o liotabs".

¿Si tengo disfagia a sólidos y líquidos?

Es relativamente frecuentes que la dificultad para tragar se produzca tanto con los líquidos como con los sólidos. La deglución en estos casos mejora administrando la medicación en texturas semisólidas. En cualquier caso antes de mezclar los medicamentos con alimentos para facilitar su deglución, conviene consultar como puede quedar afectado el tratamiento farmacológico por la presencia de alimentos

  • Si el medicamento se puede administrar con los alimentos se facilita la deglución mezclándolo con los alimentos blandos tales como purés, compotas, cremas, etc Se deben evitar los derivados lácteos, como los yogures, los zumos de cítricos ya que estimulan la salivación y pueden aumentar el riesgo de aspiración, es decir, el paso del alimento a los pulmones.  


pure de verdurasgelatina67098flan2

Si se han de administrar sin alimentos (acostumbra a estr indicado en los prospecto del medicamento), se puede facilitar la deglución espesando el agua con gelatinas o almidones como la maicena. Existen productos de venta en farmacias específicos para facilitar la deglución pdfEspesar-gelificar.pdf.

¿Se pueden triturar los comprimidos y vaciar las cápsulas?

En la mayoría de las ocasiones para administrar la medicación a un paciente con problemas de deglución no queda otra solución que triturar los comprimidos o vaciar el contenido de las cápsulas. Esta práctica puede resultar peligroso ya que no todos los comprimidos pueden ser triturados sin sufrir alteraciones importantes.

En principio, todos los medicamentos deben ser administrados sin manipular. Sin embargo, en muchas ocasiones no existen otras formas farmacéuticas alternativas a la sólida comercializadas que permitan su administración a personas con trastornos de la deglución. En estos casos, hay que pedir consejo al farmacéutico que en función del medicamento del que se trate informará si es posible o no, triturar el medicamento.

En general, sólo se pueden triturar los comprimidos sin cubierta y abrir las cápsulas de gelatina dura sin cubierta. Una vez triturado o abierta la forma farmacéutica debe mezclarse con una pequeña cantidad de alimento blando o de agua gelificada y es necesario que se administre inmediatamente. Hay que recordar que en el caso de las cápsulas de gelatina dura, la cápsula facilita la deglución y enmascara el posible sabor desagradable del fármaco, consecuentemente si no es imprescindible, mejor no abrirlas.

Los medicamentos que EN NINGÚN CASO se deben triturar son:

  • Formas farmacéuticas de liberación retardada: son medicamentos con una cubierta especial que permite, una vez dentro del organismo, liberar lentamente el fármaco. Este efecto sirve para reducir el número de tomas diarias de modo que en vez de varios comprimidos al día suele ser suficiente con uno o dos para conseguir el mismo efecto. Si se trituran desaparece esta cubierta y por lo tanto, se libera todo el contenido del comprimido, lo que puede desencadenar intoxicación graves en algunos casos. Se acostumbran a identificar con la palabra "retraso" (Vandral retard®, Diltiazem retard®, Anafranil®, Plenur®, Entocord® son algunos ejemplos) o bien, en el prospecto se puede leer "de liberación controlada, modificada, sostenida o retardada".
  • Formas farmacéuticas de cubierta entérica: se tratan de medicamentos con una cubierta especial, la finalidad que la que se que no se disuelvan en el estómago sino en el intestino. Normalmente esta cubierta se utiliza en medicamentos que no resistan la acidez del estómago, porque pueden irritar el estómago o porque su inicio de acción se debe hacer en el intestino. La eliminación de esta cubierta en la trituración afectaría negativamente a su acción farmacológica y por tanto tampoco se triturar. Ejemplos de estas formulaciones: Lofton®, Cymbalta®. En el prospecto de estos medicamentos se puede leer: "cubierta gastrorresistente o entérica".
  • Comprimidos sublinguales: se ha comentado anteriormente que absorben bajo la lengua sin necesidad de tragarlos. Algunos ejemplos de este tipo de formulaciones son: Buprex®, Subutex® o Vernies®.
  • Comprimidos efervescentes: se disuelven fácilmente con una pequeña cantidad de agua (20 mL) sin triturarlas. Algunos ejemplos de comprimidos efervescentes son: Calcium Sandoz®, Cod Efferalgan® o Zantac®.
  • Cápsulas con microeferes o microgránulos: del mismo modo que el fármacos con cubierta entérica, los microgránulos no se pueden triturar, aunque sí que se puede vaciar la cápsula y tragar los microgránulos enteros con agua gelificada. Ejemplos de este tipo de formulaciones: omeprazol (Ceprandal®, Parizac®, Pecticum® ...), Kreon®.

Consejos sobre hábitos, ejercicios y posturas que pueden facilitar la deglución.

La posición del cuerpo en el momento de la deglución puede facilidad la llegada del alimento / medicamento en el estómago y evitar atragantamientos. En general, se procurará que:

  • El paciente esté asentado en una posición cómoda y mejor en un ambiente tranquilo, relajado y sin distracciones.
  • Puede ser necesario utilizar algún soporte adecuado por la cabeza para evitar la hiperextensión del cuello, frecuente en personas con disfagia.
  • Si la cabeza es inestable, el cuidador debe colocar su mano en la frente del paciente para aguantarla.
  • Comer cantidades pequeñas en cada bocado.
  • Dejar tiempo suficiente para la deglución.
  • Evitar que se acumulen los alimentos en la boca.
  • Facilitar la deglución con maniobras muscular que un logopeda puede enseñar a ejercitado.

¿Qué precauciones he de tener con los citostáticos?

Algunos de los medicamentos utilizados para tratar el cáncer, los llamados citostáticos, requieren una manipulación especial porque la exposición a estas sustancias puede aumentar el riesgo de desarrollar cáncer en un futuro, o bien que en caso de embarazo que aparezcan malformaciones en el feto. Por eso es necesario que la persona que los manipule lo haga siguiendo una series de precauciones.

Si usted está en tratamiento del cáncer y tiene problemas en la deglución, es importante que pregunte a su médico o farmacéutico, cuál o cuáles de los medicamentos que toma son citostáticos: Algunos ejemplos de este fármacos son: Genoxal®, Leukeran®, Melfalán®, Mercaptopurina®, Metotrexato®, UFT®, Temodal®.

En estos casos la persona que prepare la medicación debe seguir las siguientes recomendaciones:

  • Lavarse bien las manos antes y después de la preparación
  • Triturar los comprimidos dentro de una bolsa de plástico con precaución para evitar la inhalación.
  • Utilizar guantes y mascarilla. Se debe realizar en una zona ventilada y sobre la superficie de trabajo colocar un papel que posteriormente se lanzará.
  • Después de  triturar, el fármaco se ha de disolver o dispersar en agua y administrar rápidamente.

Bibliografía consultada

  1. Hanssens Y, Woods D, Alsulaiti A, Adheir F, Al-Meer N, Obaidan N. Improving oral medicine administration in patients with swallowing problems and feeding tubes. Ann Pharmacother 2006; 40:2142-7.
  2. Robles Mª J, Trallero R. Disfagia. En: Gómez C, Reuss JM, coordinadores. Manual de recomendaciones nutricionales en pacientes geriátricos. 1ª Ed. Editores Médicos S.A
  3. Bretón I y Martí E. Disfagía orofaríngea. Aspectos nutricionales y farmacológicos. En: Calvo MV, Planas M, directoras. Interrelación entre fármacos y nutrientes en situaciones fisiopatológicas específicas. 1ª Ed. Editorial Glosa.
  4. Disfagia. Cuando resulta difícil tragar. Nestle Nutrition. Disponible en: pdfhttp://www.nestlenutrition.es/archivos/pubs/disfagia.pdf. Consultado en: 13/12/2008.

Autora del documento

Raquel Aguilar Salmeron
Servei de Farmàcia
Hospital Universitari Josep Trueta de Girona 

 

Disfagia: productos disponibles para espesar los líquidos

Los espesantes que se utilizan habitualmente son productos a base de almidones (carbohidratos) modificados. También existen productos a base de gelatinas (proteínas), pero su uso, menos frecuente, queda limitado a hospitales y residencias geriátricas.

Dentro del grupo de los almidones modificados, encontramos los espesantes neutros (sin sabor) y los espesantes no neutros (que aportan sabor al líquido o alimento al que se añaden).

Los espesantes neutros (Resource espesante, Nutilis, Vegenat-med espesante, espesante NM), que son los que se usan con más frecuencia, son los únicos financiados por el Sistema Nacional de Salud. Se dispensan únicamente a través de los hospitales, no siendo necesario cumplimentar una receta oficial (verde o roja). El médico de familia hace un informe del paciente y lo envía al Servicio de Farmacia de su hospital de referencia. Este, previa valoración del informe, hará llegar el producto al centro de atención primaria o directamente al domicilio del paciente.

Los espesantes no neutros (con sabor) no están financiados por el Sistema Nacional de Salud y pueden adquirirse en cualquier farmacia sin necesidad de receta.

En la tabla adjunta, se detallan todas las pdfmarcas comerciales y presentaciones de espesantes disponibles en el mercado, y también sus características más relevantes.

Autoras del documento

Eva Llobet Traveset
CIM CAP Mútua de Terrassa

Cristina Roure Nuez
CIM CedimCat

 

Tabla-resumen de las insulinas disponibles en el mercado

Introducción

Se dispone en el mercado de una gran variedad de insulinas con diferentes perfiles farmacocinéticos, gran variedad de sistemas de administración, y varias marcas comerciales. Esto facilita la confusión entre ellas y posibles errores de medicación. Para prevenirlos es importante conocer los diferentes tipos de insulina, así como las características de cada una de ellas.

Las insulinas se clasifican según su estructura en: insulinas humanas y análogos de insulina. Por otra parte según su farmacocinética en insulinas de acción rápida, intermedia, prolongada. También se dispone de mezclas de insulinas con características farmacocinéticas mixtas. Las características farmacocinéticas de las insulinas son las que condicionan su uso en la práctica clínica. Se definen en su inicio de acción, el pico o efecto máximo y la duración de la acción. Las diferencias en la farmacocinética determinan los regímenes de administración y la posología.

  • inicio de acción: inicio del efecto de la insulina
  • efecto o pico máximo: tiempo que tarda en alcanzar la máxima concentración o máximo efecto
  • duración de la acción: período de tiempo en el que se mantiene el efecto de la insulina.
  Inicio Máximo Final
Insulina Lispro 0h-15' 40'-60' 2-5 h
Glulisina  0h-15' 40'-60' 2-5 h
Insulina Aspart 5-15' 1-2 h 3-5 h
Insulina soluble (regular) 1/2 h 1-3 h 8 h
Insulina isofànica NPH 1-2 h 5-7 h 12-18 h
Insulina Glargina 1,5-4 h   20-24 h
Insulina detemir 1,5-4 h  

Hasta 24 horas

segun la dosis

Ràpida/NPH 30 1/2h 2-8 h 24 h
Aspart/Aspart protamina 10'-20' 1h-4h 24 h
Lispro/lispro protamina 15' 40'-1,5 h 15h

Hay diferencias entre las insulinas rápidas (humanas) y los análogos de insulina ultrarrápidos (lispro y aspart) con respecto al inicio de acción. La insulina humana tiene un inicio más lento y por eso se debe administrar media hora ANTES de la ingesta, mientras que los análogos se pueden administrar justo ANTES O DESPUÉS de la comida.

Conservación en frigorífico. Una vez abierto el envase se puede mantener a temperatura ambiente para evitar el dolor en la administración hasta un máximo de 4 a 6 semanas según el producto.

Cómo evitar o reducir errores con las insulinas: para reducir el riesgo de errores de medicación en el uso de las insulinas hay que conocer bien las diferentes insulinas existentes en el mercado y entender las diferencias entre ellas. También es importante que el paciente esté bien informado sobre la insulina o insulinas que utiliza y también sobre el uso correcto del dispositivo con programas educacionales y mediante seguimiento farmacoteraopèutic en la dispensación.

En la página web del “Instituto para el uso seguro de los medicamentos”, delegación Española del Institute for safe Medication Practices” (ISMP) , encontrará un documento llamado: "Prácticas para mejor la seguridad de los medicamentos de alto riesgo" (2007), donde se recogen algunos de los errores más frecuentes detectados con insulinas y las posibles prácticas de prevención.

Tabla-resumen de las insulinas y los análogos

Con el propósito de facilitar el conocimiento de las diferentes especialidades de insulinas, su composición y los diferentes dispositivos inyectables, se han recogido en estas tablas, agrupados según su cinética de acción, las insulinas y sus análogos disponibles en el mercado.

 

pdfTabla insulinas y análogos (tabla completa):

insulinasrapidas.jpg insulinasintermedias insulinaslentas insulinasbifasicas
pdfInsulinas rápidas pdfInsulinas intermedias pdfInsulinas lentas pdfInsulinas bifásicas
*Clicar en las imágenes para visualizar las tablas

Autor del documento

Luis Mendarte Barrenechea
Servei de Farmàcia
Hospital Universitari Vall d'Hebron

Medicamentos y alergia al látex

En este documento se muestra información sobre la alergia al látex relacionada con su presencia a los medicamentos. Con una estructura de preguntas más frecuentes tratamos de resolver algunas de las dudas que pueden surgir a los profesionales sanitarios al respecto. Para consultas específicas sobre el contenido en látex de determinadas especialidades farmacéuticas, recomienda utilizar el enlace de profesionales y consultas terapéuticas.

a. ¿Qué es el látex?

latexhaveabrasiliensis

El látex procede de la savia lechosa del árbol del caucho (Hevea brasiliensis) cultivado en Tailandia, Malasia, Indonesia y Brasil. Se trata de una emulsión acuosa coloidal de aspecto lechoso que procede de células altamente especializadas llamadas laticíferas.

Después de la recolección es procesado mediante diferentes modificaciones como la coagulación, vulcanización, modelado y adición de otras sustancias químicas que mejoran las características físico-químicas y mecánicas. Los principales additiussón conservantes, antioxidantes, plastificantes y otros productos que pueden producir alergia, sobre todo casos de dermatitis de contacto.

 

 

Composición del látex:

  • Goma natural: cis-1,4-poliisopreno (24-25%)
  • Proteínas (1-1,8%)
  • Resto: agua, lípidos, carbohidratos, otros compuestos inorgánicos

b. ¿Desde cuándo se utiliza el látex en medicina?

A partir de la II Guerra Mundial, se utiliza en los guantes médicos y quirúrgicos. La alergia al látex mediada por anticuerpos IgE se describe por primera vez en 1979 La utilización a gran escala del látex se inició a partir del año 1989, debido al desarrollo de la pandemia del SIDA, extendiéndose por todo el uso de preservativos y guantes de látex.

c. ¿Para qué se utiliza el látex en los medicamentos?

Principalmente, según el tipo:

  • Látex natural: guantes, catéteres, y puntos de adición en soluciones en fluidoterapia.
  • Látex modificado: tapones de viales y gomas acopladas a los émbolos de las jeringas.

ltexvial2 copia 1 latexma 1

¿Para qué se utiliza en las especialidades farmacéuticas?

Debido a sus propiedades de flexibilidad, duración, resistencia a cambios de temperatura ya la radiación ultravioleta, el látex constituye una buena barrera de protección, utilizándose clásicamente en los tapones de viales y puntos de adición de soluciones de gran volumen para administración intravenosa.

d. ¿Cuál es la prevalencia de la alergia al látex en la población?

Principalmente se distribuye:

  • Población general: 0.5-1%
  • Pacientes con espina bífida: 4-60%
  • Personal sanitario: 2-25%
    • Cirujanos (7.2%)
    • Odontólogos (6%)
    • Enfermería (5.6%)
  • Trabajadores del sector de fabricación: 6-11%
  • Otros trabajadores (1-2%)

e. ¿Cuáles son los alérgenos del látex?

El látex tiene un contenido en proteínas que oscila entre 1 y 1,8% y se ha identificado 13 alérgenos. Estas proteínas también están presentes en otras especies vegetales como determinadas frutas (plátano, castaña, kiwi, papaya, higo , nuevo, melocotón, albaricoque, cereza y ciruela) y otros vegetales como la patata y el tomate. Esto puede provocar reactividad cruzada entre enfermos alérgicos al látex y la ingesta de estas frutas. En la tabla II se muestran los alergenos que pueden presentar reacciones cruzadas.

Alérgenos Reactivitadad cruzada
Hev b 1 Papaya
Hev b 2 Otras glucanasas
Hev b 5 Kiwi
Hev b 6 Plátano y aguacate
Hev b 7 Patatina (Tomate y patata)
Hev b 8 Polen

f. ¿Cómo se presenta la clínica?

Principalmente se pueden produir dos tipos de reacciones:

  1. Reacciones alérgicas:
  • Reacciones de hipersensibilidad inmediata tipo I mediada por Ig E, producida por un contacto directo con las proteínas del látex, generando urticaria, rinoconjuntivis, angioedema, asma bronquial e incluso puede producir shock anafiláctico. Estas reacciones son más frecuentes en pacientes atópicos, y pueden desencadenar reacciones anafilácticas intraoperatorias. Estas reacciones son las que se han notificado a causa de medicamentos con látex.
  • Dermatitis de contacto mediada por un mecanismo de hipersensibilidad retardada tipo IV, producida por los aditivos y antioxidantes que se añaden al látex y aparece normalmente en las 12-48h post exposición.
  1. Dermatitis irritativa:
  • Reacción no mediada por mecanismos inmunológicos, es una respuesta no alérgica y que produce lesiones secas y costrosas en el área de la piel expuesta.

g.¿Cómo se diagnostica la alergia al látex?

Principalmente con una anamnesis adecuada, la aplicación de test cutáneos, detección de IgE séricas específicas a los HEV y con técnicas de provocación.

h. ¿Cuál es su tratamiento?

El mejor tratamiento es la prevención mediante protocolos de actuación como el editado por el Departamento de salud considerando que los grupos de riesgo, cuando son tratados en el hospital, deben tener un entorno libre de látex:

  • Quirófanos y habitaciones
  • material sanitario
  • medicamentos

En caso de presentarse la reacción, se tiene que tratar farmacológicamente como cualquier reacción alérgica en función de su gravedad; antihistamínicos y corticoides.

Tmbién hay la opción de la vacunación, que normalmente queda reservada a profesionales sanitarios y trabajadores del sector de la industria del látex.

i. ¿Cuál es la evidencia hasta ahora de la alergia al látex causada por medicamentos?

No tenemos datos de incidencia de esta reacción producida específicamente para medicamentos pero si que se puede afirmar que se han publicado pocos casos en la bibliografía. Una revisión realizada entre el años 1995 - 2008 destacan 3 casos documentados:

Autores Medicamento Descripción
Towse A et al (1995) Insulina administrada en jeringa convencional Eritema y prurito en el área de la inyección. Duración de la reacción 10-60 '.
Vasallo et al (1997) Vial de metilprednisona Posible reacción anafiláctica intraoperatoria por la utilización de un vial de metilprednisona con látex. Se confirmó con una readministración.
Hebl JR (2004) Vial de cefazolina Posible reacción anafiláctica por la utilización de un vial de cefazolina con látex.

En algunos de los casos, los autores comentan que la reacción podría ser debida a partículas de látex disueltas a los inyectables, por tanto recomiendan, en caso de duda, extraer el tapón del vial sin pincharlo, antes de administrar su contenido al paciente.

Con esta situación y debido a que los laboratorios farmacéuticos cada vez utilizan menos este producto utilizando gomas artificiales, las reacciones alérgicas producidas por medicamentos son muy poco probables.

j. ¿Podemos saber qué medicamentos contienen látex?

La forma más eficiente es contactar con los laboratorios farmacéuticos fabricantes que certifican la ausencia o presencia de látex. Esta información se debe solicitar de forma activa, ya que actualmente no consta ni en la ficha técnica ni en los prospectos.

Hay varios listados de especialidades farmacéuticas elaborados por profesionales que se pueden consultar en la bibliografía, pero debemos destacar que actualmente se han reducido mucho la presencia de látex a los medicamentos y que si no están muy actualizados, pueden contener información incorrecta. Debido al aumento de la prevalencia de esta patología, los laboratorios farmacéuticos han reducido la presencia de látex y la gran mayoría de especialidades ya no los contienen. Conviene siempre, si hay dudas contactar con el laboratorio farmacéutico y considerar siempre el material sanitario utilizado en el entorno del paciente. Los laboratorios fabricantes de este material también deben certificar la presencia de este producto.

k. ¿Hay recomendaciones generales para evitar la alergia al látex con medicamentos?

Se pueden establecer unas recomendaciones generales, pero siempre es importante que en pacientes con alergia demostrada al látex, a ser posible, se utilicen medicamentos sin este producto. Como se ha comentado antes, es importante establecer protocolos de actuación que generen al enfermo un entorno libre de látex, incluyendo tanto el material sanitario como los medicamentos.

Medicamentos

Si es posible utilizar botellas y no viales

En caso de utilizar el vial con látex, sería recomendable quitar el tapón de goma
para extraer el contenido, sin pincharlo.

Soluciones para perfusión

Utilizar soluciones de perfusión intravenosa con certificación de ausencia de
látex por parte del fabricante

Hemoconcentrados

No utilizarlos para la administración de medicamentos

l. Bibliografía utilitzada

  • Hebl JR, Hall BA, Sprung J. Prolonged cardiovascular collapse due to unrecognized latex anaphylaxis Anesth Analg. 2004 Apr;98(4):1124-6.
  • Hamilton RG, Robert HB, Veltri MA et al. Administerig pharmaceuticals to latex allergic patients from vials containing natural rubber latex closures.Am J Health-System Pharmacist 2005; 62: 1822-7
  • Lanuza R, Colomina R. Alergia al látex: un problema emergente de salud. Atención Farmacéutica 2000: 2 (2); 164-9
  • Navarrete MA,Salas A ,Palacios L, Marín JF, QuiralteJ,Florido F.Alergia al látex.Farm Hosp 2006; 30: 177-186.
  • Pulido IJ, Delgado MG, Ruiz AN et al. Medicamentos que contienen látex: una información necesaria en la guía farmacoterapéutica. Farm Hosp 2002; 26 (4): 234-44.
  • Sussman GL, Beezhold DH, Kurup VP. Allergens and natural rubber proteins. J Allergy Clin Immunol 2002; 110 (Supl. 2): 33-9.
  • Towse A O'Brien M, Twarog FJ, Braimon J et al Local reaction secondary to insulin injection. A potential role for latex antigens in insulin vials and syringes Diabetes Care 1995; 18: 1195-7.

Autor del documento

Juan Carlos Juárez
CIM Servei de Farmàcia
Hospital Universitari Vall d'Hebron 

 

Major de Can Caralleu, 1-7
08017 Barcelona.
 
 Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.